por parte de la reina doña Urraca de León y Castilla hace 900 años.

Así, la Asociación Cultural Pro-Cañizal ha organizado un amplio programa festivo durante todo el fin de semana para revivir, de forma teatralizada, unos acontecimientos ocurridos el 3 de julio de 1116, fecha en la que los hospitalarios recibieron un territorio que abarcaba once pueblos y pequeñas aldeas ubicadas al sur del Duero.

En concreto, se trataba de La Bóveda, Algodre, El Olmo, Vallesa, Ordeño, Villaralbo, Castrillo de Villavite, Vadillo, Fuentelapeña, Villaescusa y Cañizal, que será el epicentro de estas recreaciones.

Luis Torrecilla, organizador de los actos y miembro de la Asociación Cultural Pro-Cañizal, ha explicado que "la relativa paz que mantenían los reinos cristianos a raíz de la reconquista de Toledo

favoreció la entrega de territorios a la Orden de San Juan de Jerusalén

que al estar formada por monjes guerreros podían contribuir a su poblamiento y a su defensa".

Ahora, 900 años después, se conmemora esta donación que fue muy importante la provincia de Zamora y, sobre todo, para la comarca de La Guareña, ya que marcó su devenir.

El acto central será la recreación de esa donación en la mañana del domingo a las 11.45 horas, cuando se inicie la recreación propiamente dicha de la donación para acto seguido asistir a una eucaristía, pero el programa incluye muchas otras actividades que pasan por diversos talleres, mercado medieval, pasacalles, conferencias y exhibiciones de aves rapaces, además de un espectáculo de fuegos artificiales.

Consulta aquí más noticias de Zamora.