Esta actuación de la Consejería de Fomento y Vivienda cuenta con un plazo de ejecución de 12 meses y un presupuesto de 816.000 euros, aportados en su totalidad por el Gobierno andaluz.

Estas labores responden al compromiso adquirido por el titular de Fomento y Vivienda, Felipe López, con el alcalde de Linares, Juan Fernández (PSOE), y el anterior obispo de Jaén, Ramón del Hoyo, a quienes presentó el pasado mes de abril el proyecto de actuación.

La delegada del Gobierno andaluz en Jaén, Ana Cobo, ha recordado que "Andalucía atesora un valioso patrimonio arquitectónico que soporta la memoria de nuestros pueblos y ciudades, donde la gente ve reflejado su pasado", de ahí que la Junta "sea consciente de mantener viva la historia garantizando su protección y conservación, como es el caso de este templo linarense", ha subrayado.

Estos nuevos trabajos dan continuidad a las obras de emergencia ejecutadas en 2007 por la Junta para la estabilización e impermeabilización de la cubierta del crucero y bóveda de transición de la iglesia, consistentes en la realización de los oportunos refuerzos estructurales y la colocación de una cubierta de chapa de acero, todo ello de carácter provisional.

A principios de 2014 se ejecutaron además otras pequeñas obras de consolidación de una de las bóvedas al objeto de eliminar el aparatoso andamiaje existente en el interior de la iglesia.

Los nuevos trabajos en licitación consistirán en la consolidación estructural y rehabilitación de la cabecera en la iglesia de Santa María. Para ello se prevé la construcción de una nueva cubierta del crucero, que tendrá carácter definitivo y sustituirá a la actual, ejecutada en 2007 con carácter de emergencia. Además, incluye otras actuaciones básicas para garantizar la estanqueidad y la estabilidad estructural del inmueble. La superficie de la actuación es de 759,60 metros cuadrados.

La iglesia de Santa María La Mayor es un destacado inmueble religioso declarado BIC en 1974 y ubicado en la plaza del Ayuntamiento.

El conjunto edificatorio tal y como se conoce actualmente no es un elemento unitario gestado y construido siguiendo un criterio único, sino la suma de distintas intenciones, circunstancias y situaciones sociales y económicas ocurridas entre los siglos XIII-XIV a XVII.

Así, desde su inicio en el periodo gótico fueron añadiéndose o detrayéndose construcciones y capillas en distintos estilos que modificaron la original concepción del conjunto. Estas intervenciones debilitaron en muchos casos los muros de cerramiento perimetral, particularmente las realizadas en el siglo pasado.

Consulta aquí más noticias de Jaén.