Según ha explicado el Ayuntamiento en una nota, en virtud de esta cláusula, en caso de un despido que sea declarado improcedente, el trabajador podrá elegir entre la indemnización o la reincorporación, asumiendo el Ayuntamiento esta opción como suya.

El gobierno municipal del PSOE ha destacado que "en 2014 fue refrendada con la firma de más de 500 trabajadores municipales

y, pese a ello, no fue aceptada por el anterior equipo de gobierno".

El Ayuntamiento ha recordado que la plantilla municipal está

conformada por una mayoría de trabajadores con contratos laborales fijos, indefinidos o incluso de funcionarios interinos, que "no cuentan con ninguna estabilidad laboral". En este sentido, desde el Consistorio se argumenta que "esta situación genera incertidumbre en la plantilla con el antecedente del ERE que el anterior gobierno municipal del PP llevó a cabo".

Por tanto, el actual gobierno municipal del PSOE, "consciente del sentimiento de inseguridad que aqueja a esa mayoría de empleados municipales", considera que se hace necesario" ofrecerles la estabilidad que no tienen", lo que, a su juicio, "implicará un mejor funcionamiento de los servicios municipales".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.