Inicio de rebajas Corte Inglés
Inicio de rebajas Corte Inglés CORTE INGLÉS

Así, desde el Govern se apunta a que es un "buen momento parea realizar un consumo responsable y con criterio, comprando aquello que se necesita a un precio más ventajoso, pero siempre de forma segura, saludable, sostenible y solidaria". "El objetivo es equilibrar las necesidades con el propio presupuesto", según indica el Govern en un comunicado.

Desde hoy, las rebajas pueden durar entre un mínimo de una semana y un máximo de dos meses. La Dirección General de Consumo considera que "la profesionalidad" que siempre ha caracterizado a los comerciantes de las Islas dará confianza a los consumidores para comprar con tranquilidad durante este periodo.

La Dirección General de Consumo desea recordar a los consumidores cuáles son sus derechos a la hora de comprar en rebajas y ofrece una serie de recomendaciones con el fin de que los consumidores tengan más información en esta época de gran incremento de la oferta a precios especialmente atractivos.

Para sacar el máximo provecho a las rebajas y hacer un consumo responsable, Consumo aconseja: Huir del consumismo y comprar sólo aquello que realmente se necesita, planificar las compras haciendo una lista, antes de dirigirse a los comercios y ser críticos con la publicidad y no dejarse llevar por mensajes engañosos ni que inciten al consumismo.

Además, se recuerda que los productos no pueden ser adquiridos por el vendedor especialmente para la venta en rebajas; tienen que ser artículos que hayan estado a la venta con anterioridad a un precio superior.

Por su parte, los comerciantes tienen que indicar claramente el precio de venta anterior y el rebajado, o bien tiene que figurar el precio normal de venta y el porcentaje de rebaja que se aplicará en el momento de compra, y además los precios de venta deben figurar tanto en los escaparates como en el interior del comercio.

Asimismo, los productos rebajados tienen que estar diferenciados de otros tipos de ventas a precios inferiores a los habituales, como los artículos en liquidación, los saldos o las ofertas especiales. En ningún caso los productos que se venden en rebajas pueden ser "saldos", es decir, artículos que presenten alguna tara o defecto en la fabricación.

Por último, se señala que los consumidores deben solicitar información en el comercio sobre si se aceptan cambios o devoluciones y re recuerda que no existe la obligación por parte del vendedor de cambiar el producto si está en perfecto estado, a menos que así lo anuncie el propio vendedor.