El Servicio de Estudios cameral explica que, a pesar de la leve moderación del ritmo de avance, el crecimiento se mantiene apoyado por la progresiva tendencia de creación de empleo, la recuperación de los flujos de crédito para empresas y familias así como el mantenimiento de unos tipos de interés en niveles bajos.

Añade en comunicado de prensa que la actividad productiva regional continúa apoyada en el avance de la demanda interna, así como que el consumo privado se está viendo favorecido por la mayor renta disponible de las familias como consecuencia de la creación de empleo, una inflación en terreno negativo, la mejora de las condiciones de financiación y la menor carga tributaria.

También señala que la inversión mantiene una favorable tendencia, impulsada por la fortaleza de la demanda interna y las ventas exteriores.

Así lo recoge el Índice de Confianza Empresarial que elabora la Cámara donde el 4,4 por ciento neto de los empresarios encuestados declara haber aumentado su inversión, con unas perspectivas de aumento para el segundo trimestre hasta el 7,4 por ciento neto.

FACTORES DETERMINANTES EN EL FUTURO PRÓXIMO

La Cámara destaca que para consolidar esta evolución, es preciso considerar el impacto de las importantes citas electorales celebradas en junio.

Por un lado las consecuencias del Brexit, teniendo en cuenta que Reino Unido fue el segundo mercado de destino de las exportaciones murcianas en 2015 y el primero en los cuatro primeros meses de este año, así como su alta ponderación tanto en el turismo regional como en la población extranjera residente en Murcia.

Por otro, los resultados de las elecciones nacionales que configuran un escenario político en el que se confirma la falta de mayorías absolutas y la apuesta mayoritaria de los españoles por la búsqueda de una estabilidad "que deben hacer posible nuestros políticos".

En este sentido, recuerda que las incertidumbres derivadas del panorama político nacional "tienen consecuencias tanto en la paralización administrativa que provocan como en el aplazamiento de las decisiones de inversión", recordando el contexto en el que nos encontramos de volatilidad de los mercados de capitales y moderado crecimiento de la económica mundial, revisado a la baja según las previsiones de abril del Fondo Monetario Internacional.

Entre las amenazas al crecimiento, de índole estrictamente económico, también figura el hecho de que las sucesivas bajadas de los precios del petróleo en meses anteriores, comienzan a perder fuerza, lo que tendrá su efecto en la posibilidad de mantener la inflación negativa que viene favoreciendo tanto a las familias por la mayor renta disponible, como a las empresas por los menores costes de producción, según la Cámara.

COMPORTAMIENTO POR SECTORES

La actividad agrícola mantiene su positivo ritmo de actividad a pesar de los condicionantes de la escasez de agua y las altas temperaturas en este periodo.

Asimismo, según el Boletín de Couyuntura, la apertura de nuevos mercados para vender los productos hortofrutícolas de la Región está mitigando el veto ruso, y permitiendo que las ventas exteriores de frutas hortalizas y legumbres aumenten en los cuatro primeros meses del año un 6,3 por ciento y los productos cárnicos y pesqueros un 15,9 y 30,3 por ciento respectivamente.

La actividad industrial registra una desaceleración durante los primeros meses del año según el índice de producción industrial, que cae un 4,1 por ciento hasta abril, un retroceso debido principalmente al descenso del 32,3 por ciento que se produce en los bienes energéticos.

Las matriculaciones de vehículos industriales aumentan un 7,3 por ciento hasta mayo, aunque reduciendo considerablemente el ritmo que mantenían un año antes.

Los indicadores del sector de la construcción en la Región señalan una moderada recuperación de su actividad. Aunque las licitaciones de obra pública continúan en descenso, la obra residencial experimenta cierta mejora, con incremento de las viviendas visadas; y la compraventa de viviendas continúa la tendencia de aumento iniciada en 2015, un +19,6 por ciento en los cuatro primeros meses del año, en un contexto de estabilización de los precios.

El sector servicios afianza su favorable evolución y es el principal impulsor de la economía regional, con un avance del índice de la cifra de negocio del 5,4 por ciento hasta abril superando ampliamente los datos de hace un año y los del contexto nacional.

El turismo acentúa el avance del número de viajeros y pernoctaciones en establecimientos turísticos de la Región hasta el 10,2 y 9,2 por ciento respectivamente durante los cinco primeros meses del año, con especial dinamismo de los hoteles.

Por su parte, el transporte de mercancías durante el primer trimestre reduce un 5,3 por ciento los registros del año anterior, mientras que el marítimo en el puerto de Cartagena aumenta el 1,3 por ciento hasta abril.

Consulta aquí más noticias de Murcia.