Así lo han confirmado a Europa Press fuentes de la Delegación de la Junta de Comunidades en Albacete, que han subrayado que la dificultad estriba en que los medios terrestres se enfrentan a una zona "de difícil acceso", que es la que impide que el incendio quede "perimetrado".

El punto favorable, han subrayado las mismas fuentes, es la cercanía del embalse del Talave, del que se están surtiendo los medios aéreos que participan en las tareas de extinción.

El operativo, en marcha desde este jueves, se compone de 30 medios terrestres, además de siete aéreos -tres de ellos de Murcia-, y en él trabajan alrededor de 150 personas. Desde su inicio han participado 376 personas y 87 medios en esta extinción.

La desaparición de las fuertes rachas de viento que había este jueves en la zona y la bajada de temperaturas, han permitido que se mejoren las condiciones para avanzar en los trabajos de extinción, ha indicado también la Junta.

Por el momento siguen cortadas la carretera comarcal CM-3213 y la provincial A-113 y se mantiene la Alerta 1.

Consulta aquí más noticias de Albacete.