El precio de la vivienda de segunda mano experimentó en Baleares una subida del 0,7% durante el segundo trimestre del año hasta situarse en 1.899 euros/m2, según el informe de precios de idealista.

En los municipios del archipiélago el comportamiento ha sido dispar. Así, el precio ha subido en la mitad de municipios, siendo Pont d'Inca la subida más pronunciada (8,4%), seguida por Son Servera (6,4%) y Es Mercadal (6%).

Las bajadas más importantes se han producido en Felanitx

(-8,7%), Puerto de Pollença (-4,9%), Sant Antony de Portmany (-3,9%) y Cala Millor (-3,9%). En Palma de Mallorca los precios se incrementaron un 1,4%.

Eivissa es el municipio más exclusivo de las islas, con 3.874 euros/m2, seguido por Santa Eulalia del Río (2.951 euros/m2) y Sant Josep de Sa Talaia (2.721 euros/m2).

El municipio más económico de los analizados por idealista en baleares es Inca, donde los propietarios piden un media de 1.068 euros/m2. Le siguen Sa Pobla (1.132 euros/m2) y Manacor (1.222 euros/m2).

VUELVEN LAS CAÍDAS A NIVEL NACIONAL

El precio de la vivienda de segunda mano en España ha terminado la primavera con una caída del 1,4%. El metro cuadrado baja hasta los 1.531 euros desde los 1.552 euros a los que se cotizaba hace tres meses. En el cómputo interanual la caída es del 3,1%.

El informe del segundo trimestre de 2016 apunta a que la moderación en los precios es una realidad. Vuelven a ser mayoría los mercados que caen, aunque sea suavemente, y los incrementos en las grandes ciudades, la llamada segunda velocidad, también ha reducido su aceleración.

Por comunidades autónomas, en cuatro han visto incrementar sus precios: los dos archipiélagos, Andalucía y Madrid. 6 provincias y 16 capitales consiguen cerrar el trimestre en positivo.