Según han informado, en 2015, el destino de los neumáticos recogidos en la Comunidad fue de 386 toneladas para la reutilización, tanto para la venta de ocasión como para su recauchutado.

De las toneladas restantes, han explicado, una parte se destinó al servicio público para su transformación en energía eléctrica y otra parte a plantas de reciclado de la Península.

Durante el año pasado, Signus recogió en toda España 186.285 toneladas de neumáticos en los 25.371 puntos de generación que lo solicitaron, sin coste para los talleres.

La cifra final gestionada de neumáticos usados, ligeramente superior a la de recogida, alcanzó las 190.038 toneladas, de las cuales 24.305 toneladas se destinaron a preparación para su reutilización (ocasión o recauchutado), 99.103 se granularon, 100 toneladas se destinaron a obra civil, 62.878 se destinaron al coproceso para la fabricación de cemento, 2.731 toneladas para la generación de energía eléctrica y 921.