Miquel Calçada, Artur Mas, Francesc Homs, CDC
Miquel Calçada, Artur Mas, Francesc Homs, CDC EUROPA PRESS

CDC podría quedarse sin grupo parlamentario propio en el Congreso en la XII legislatura por primera vez en su historia al no cumplir con todos los requisitos que marca el Reglamento de la Cámara baja para la conformación de los grupos.

El Reglamento del Congreso establece que podrán formar grupo parlamentario separado aquellos partidos que tengan como mínimo cinco diputados y que además hayan obtenido al menos un 15 por ciento de los votos en las circunscripciones en las que se presentan.

CDC ha repetido sus resultados de diciembre con ocho diputados, con lo que cumple el primero de los requisitos, pero no alcanza el 15 por ciento de los votos en el conjunto de Cataluña, ya que se ha quedado en el 13,92 por ciento de los sufragios, frente al 15,08 de los comicios anteriores.

Ya en la pasada legislatura, la Mesa del Congreso le permitió formar grupo ya que tuvo en cuenta su resultado en toda Cataluña y no circunscripción a circunscripción como se había aplicado en otras ocasiones.

CDC podría hipotéticamente abstenerse en la votación para elegir al nuevo presidente del Gobierno a cambio de mantener su grupo

De hecho, en las elecciones del pasado domingo, CDC sólo cumplió ese requisito en Girona, con un 23,24 por ciento, y en Lleida, con un 22,64 por ciento, pero no en Barcelona, donde es quinta fuerza política con un 12,26 por ciento, ni tampoco en Tarragona, donde se quedó con un 13,72 por ciento de los votos.

Tendrían que integrarse en el grupo mixto

Si finalmente los ocho diputados de CDC no logran formar grupo parlamentario separado, tendrían que integrarse en el grupo mixto junto a EH-Bildu, CC, Nueva Canarias, Foro y UPN.

Quedarse sin grupo le impediría también cobrar las subvenciones por envío de propaganda electoral, restringidas a las formaciones que han conseguido su propio grupo parlamentario. No obstante, la redacción del Reglamento del Congreso es ambigua y a lo largo de la historia se han autorizado las triquiñuelas más dispares, como el préstamo de diputados, contando siempre lógicamente con la anuencia de la mayoría parlamentaria.

Nada impide que la negociación para la investidura pueda llevar aparejada un acuerdo de este tipo, de modo que CDC pudiera hipotéticamente abstenerse en la votación para elegir al nuevo presidente del Gobierno a cambio de mantener su grupo.

Al margen de CDC, todo indica que Unidos Podemos y sus tres confluencias tendrán que conformar un único grupo conjunto como les sucedió en la XI legislatura. El Reglamento del Congreso prohíbe que puedan constituir grupo parlamentario separado diputados que pertenecen a un mismo partido.

La norma interna de la Cámara también veta que formen un grupo separado partidos que no se han enfrentado entre sí en las elecciones, como es el caso de Unidos Podemos y sus confluencias en Galicia, la Comunidad Valenciana y Cataluña.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.