El secretario general ejecutivo de la Asociación de Hostería de Bizkaia, Ángel T. Gago, ha advertido de que el crecimiento que se está dando en el sector "no es suficiente" para superar la crisis. Asimismo, ha dicho que culpar a las ordenanzas municipales de la caída del ocio nocturno es "faltar a la verdad" y cree que no se estaría hablando de limitación de locales y horarios "con una sociedad cívicamente mejor, sin tantos problemas, broncas, ruido y destrozos de bienes urbanos".

En rueda de prensa ofrecida con motivo de la celebración de la asamblea general de la Asociación de Hostelería de Bizkaia, Gago ha dicho que "es posible que la caída se haya frenado, pero el crecimiento que está habiendo no es suficiente para que no vayamos a seguir teniendo crisis en el sector".

Según ha indicado, "aunque nacen nuevas empresas de una cierta dimensión, seguirán cayendo bastantes microempresas de autónomos y familias por el conjunto de obligaciones y obstáculos que tienen que vencer" porque "la crisis esta ahí". "No puedo decir que haya bajado el consumo, según los datos que llegan de diferentes fuentes, pero no es suficiente el incremento del consumo que está existiendo para el crecimiento de costes que están soportando las microempresas y las pymes", ha insistido.

Gago ha calculado que habrá "un 10% de locales que están salvando dignamente la situación económica", pero el resto "son de supervivencia y de escasa compensación para el esfuerzo y la inversión que hacen". "La crisis no ha terminado y seguiremos asistiendo a cierres de microempresas, aunque en el empleo se seguirá manteniendo e, incluso, mejorando el nivel de colocación, aunque parezca contradictorio", ha afirmado.

Según ha adelantado, en la asamblea general que se celebrará esta tarde se presentará un informe sectorial en el que se repasan las actividades que configuran el sector hostelero, así como un informe institucional en el que se valoran las ordenanzas y las actuaciones de ayuntamientos e instituciones competentes en la regulación del sector.

En cuanto al informe sectorial, Gago ha avanzado que la oferta de alojamientos ha dejado de seguir incrementándose y, en estos momentos, se está "en una situación bastante estable, se ha tranquilizado el sector y esto permite menos sustos a todo ese grupo empresarial". A grandes rasgos, ha destacado que ha ido mejorando el nivel de ocupación media en Bizkaia y, en lo que va de año, se están "batiendo datos y mejorando estadísticas de ocupación media, tanto de habitaciones como de plazas".

En cuanto al empleo en el sector hostelero, el número de asalariados sin incluir autónomos en 2015 fue de 22.507, "con un crecimiento en época de crisis del 16% en el volumen de asalariados", mientras que la cifra de autónomos "permanece estable en 8.170 en 2015", de forma que "el empleo mínimo que se garantiza en Bizkaia sobrepasa las 30.600 personas".

OCIO NOCTURNO

En relación al ocio nocturno, Gago ha señalado que los locales agrupados en el grupo 4, los que cierran más tarde, y tienen actividad hostelera y sala de baile, "están sometido a un IVA del 21%, lo que prácticamente aboca al cierre". "El ocio nocturno está teniendo serios problemas, por el 21% de IVA es insostenible", ha reiterado.

Por otro lado, ha recordado que los ayuntamientos son los encargados de establecer las ordenanzas, y, en el caso concreto de Bilbao, ha señalado que "nos debatimos entre el exceso de oferta, las quejas vecinales por comportamientos incívicos, y la voluntad de las asociaciones de intentar regularlo".

En relación a las limitaciones en la apertura de locales en determinadas zonas de Bilbao, Gago ha indicado que el Ayuntamiento "está intentado legislar este tema por cuestiones de seguridad y de protección", y con el fin de "no crear grandes bloques que perturben la paz vecinal". "Hasta donde yo sé, me consta que no lo está haciendo por motivos económicos, tal y como intenta hacer ver en un informe la Autoridad Vasca de la Competencia", ha asegurado, para reiterar que el Consistorio bilbaíno "intenta regular la concentración de locales que tantos problemas causa".

Tras señalar que la asociación defiende "la amenización de los establecimientos", ha advertido que el sector "tiene que saber que esa amenización conlleva la preparación del local para ofrecer una amenización que no perturbe el descanso de los vecinos".

Gago ha considerado que el ocio nocturno "comenzó a caer cuando hacia los años 90 empezaron los controles de alcoholemia, lo que empezó a impedir un tráfico nocturno y se empezó a cortar el hábito de cenar y beber". "Luego han llegado las crisis, el cambio de costumbres sociales y, al final, todo esto impacta en un ocio nocturno que también a nivel del Estado ha bajado un 2,8% en el número de establecimientos", ha reconocido.

Gago ha asegurado que "quejarse y decir que la culpa es de un ayuntamiento es faltar a la verdad". "Quejarse y decir que el ayuntamiento se muestra muy riguroso es posible que, según en que circunstancias, sea cierto, pero el verdadero problema del ocio nocturno está en un conjunto de circunstancias que es muy difícil de abordar", ha manifestado.

El secretario general ejecutivo de la Asociación de Hostería de Bizkaia ha reconocido que "hay zonas auténticamente saturadas, lo que produce una saturación de establecimientos que, con ciertos comportamiento incívicos, perturbar la convivencia vecina". En su opinión, "con una sociedad cívicamente mejor, sin tantos problemas broncas, ruido y destrozos de bienes urbanos, no estaríamos hablando del tema de limitación de locales y horarios".

En ese sentido, ha afirmado que, "en la medida en que alguien pueda señalar al establecimiento como causa u origen de sus molestias está faltando a la verdad", y ha recordado que la asociación "siempre ha defendido que si un establecimiento incumple las normativas vigentes las tendrá que cumplir, de una forma u otra".

No obstante, ha advertido de que "lo que no cabe es imputar a un establecimiento que está perfectamente insonorizado para atender un tipo de publico las molestias que hay en la calle". "Es muy difícil que se pueda corregir eso y es muy difícil que llegue la paz a la explotación hostelera que se quiere especializar en el ámbito nocturno en el ámbito que tenemos actualmente", ha dicho.

Por otro lado, se ha referido a la nueva Ley de Turismo que espera que "ponga solución al tema de viviendas y habitaciones particulares de alquiles". En ese sentido, ha precisado que no piden "que se prohíba el alquiler de habitaciones o viviendas, sino que tenga unas mínimas normativas en materia de seguridad o fiscalidad". "No es poner puertas a esa actividad, sino que se autorice con un mínimo de requisitos", ha insistido.

En cuanto a la campaña de la Hacienda de Bizkaia para perseguir que se cometa fraude en los comercios con la expedición de los tickets de compra, Gago ha dicho que "la comisión que se preocupa del fraude, también debería entender que aquellos ingresos que nazcan de un esfuerzo añadido también tuvieran índices correctores".

"Me molesta profundamente como persona que me reprochen una situación anómala unas personas que pueden ser liberados o que tienen jornada de 1.500 horas, cuando nuestros autónomos trabajan 3.000", ha afirmado, para añadir que "si queremos hablar de declaraciones perfecto, pero habría que ajustar unos coeficientes reductores en función de las personas que producen esos ingresos y en función a las jornadas interminables que tienen esos autónomos".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.