La presidenta de la Junta de Andalucía y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, ha reconocido este lunes que "la mera hipótesis de alcanzar el Gobierno pactando con Podemos" le ha restado "credibilidad" al PSOE en las pasadas elecciones generales del domingo, dejando así en entredicho la posibilidad de que el candidato Pedro Sánchez haya sido lo suficientemente contundente al respecto.

Susana Díaz defiende que el 66,5% de los municipios andaluces siguen siendo socialistasEn una comparecencia ante los medios de comunicación de aproximadamente media hora, que ha tenido lugar antes de que finalizara la reunión de la ejecutiva federal en Ferraz, Díaz ha insistito en varias ocasiones en que "es evidente que los españoles nos han mandado a la oposición", alineándose así con las declaraciones del secretario general de los socialistas extremeños, Guillermo Fernández Vara, con quien Díaz asegura no haber hablado.

Tampoco lo ha hecho aún con Pedro Sánchez, aunque "espero hacerlo en el día de hoy [lunes]".

"Insatisfecha" con los resultados andaluces, que le han dado la victoria al PP y han supuesto su primera derrota en las urnas, la presidenta de la Junta de Andalucía ha sacado pecho y ha afirmado que "los tradicionales graneros del sur son los que mejor han aguantado". Y ha incidido en que el PSOE ha ganado en el 66,5% de los municipios de la comunidad.

Pero ha matizado: "Si no estoy contenta con un 31% de los votos en Andalucía, no puedo estarlo con un 22% en España", añadiendo que estas han sido "unas elecciones generales y ha habido una derrota del PSOE en toda España".

La secretaria general del PSOE-A admite que los españoles "nos han mandado a la oposición"Susana Díaz ha cargado en varias ocasiones contra Unidos Podemos, señalando que "gracias al trabajo que ha hecho Pablo Iglesias, ahí tenemos a Rajoy con 137 escaños". Y ha incidido en que "si el PSOE ha evitado el sorpasso es gracias a los más de 500.000 votos que los socialuistas andaluces han sacado" a la formación morada.

Convencida de que "volveremos a ganarnos la confianza" de los ciudadanos y aspirando a ser " de nuevo un partido mayoritario", Díaz no ha querido entrar en su posible marcha a Madrid. "No estoy en cuestiones orgánicas en estos momentos, ni en cuestiones individuales, sino en una cuestión colectiva. Cuando toquen temas orgánicos, se verá".