Una oportuna reflexión sobre la identidad británica en una colectiva de fotos en Londres

  • 'Un ideal de vida' reúne obras de dos decenas de autores que, desde los años 20 hasta hoy, han explorado las percepciones de clase e identidad en el Reino Unido.
  • La muestra, que se inagura tras el triunfo de la salida de la UE, se presenta como 'una consideración oportuna de lo que significa ser británico'.
  • Hay piezas de reporteros sociales y europeístas como Bill Brandt, Cartier-Bresson, Martin Parr, Elliott Erwitt, Derek Ridgers, Peter Dench, Raymond Depardon...
Pareja en el barrio londinense de Notting Hill en 1967
Pareja en el barrio londinense de Notting Hill en 1967
© Charlie Phillips, Image courtesy of Beetles + Huxley

Una de las galerías de fotografía más activas y con una más inteligente programación de Londres, Beetles+Huxley, aprovecha el momento de divorcio político entre el Reino Unido y la UE, para inaugurar una muestra colectiva con una selección de obras de una veintena de grandes reporteros de profundas convicciones humanistas y de hermandad entre los pueblos. La colectiva, que empieza el 27 de julio, es de entrada libre y permanecerá en cartel durante todo el verano, hasta el 17 de septiembre, se presenta como "una consideración oportuna de lo que significa ser británico".

Aunque la galería no se pronuncia explícitamente, queda bastante claro que la idea de la iniciativa es mostrar amargura por el resultado de las votaciones del referéndum del brexit —que, por cierto, no ganó en el área metropolitana del Gran Londres, donde los partidarios de seguir en la UE obtuvieron el 55,82% de los votos—. La exposición toma el título, An Ideal for Living (Un ideal para vivir), del primer disco, editado en 1978, del grupo postpunk Joy Division, que mostraba en la cubierta a un niño de las Juventudes Hitlerianas tocando el tambor.

Reporteros de talante liberal

La colectiva, que reúne trabajos de una veintena de reporteros de primerísimo nivel, utiliza la fotografía desde la década de los años veinte del siglo pasado hasta la actualidad para "examinar las percepciones de clase, costumbre e identidad en la Gran Bretaña moderna", que para los organizadores es "una consideración oportuna de lo que significa ser británico". Resulta revelador que la mayoría de los fotógrafos, todos representantes de la escuela humanista, de talantes liberales y ánimo de hermandad transfronteriza, sean extranjeros que se han mostrado interesados por la realidad social del Reino Unido.

"El alcance histórico y la variedad de estilos" de los fotógrafos representados en An Ideal for Living, dice la curator Flora La Thangue, permite mostrar "la amplitud de las identidades culturales" que conviven en el país. También "revela los patrones históricos y geográficos emergentes" durante el último siglo, añade la coordinadora.

'Aspiraciones, protestas y contracultura'

La selección, que tiene, en estos momentos de ruptura y apasionamiento visceral y poco meditado, el carácter de una triste queja por el triunfo del brexit, presenta hábitos, estilos, rutinas y formas de vida que "encapsulan la identidad británica a través de sus aspiraciones sociales, protestas políticas y contracultura", ninguna demasiado diferente a las de las demás naciones y sociedades europeas.

Las imágenes más veteranos de la exposición son de Bill Brandt  (1904-1983), que llego a ser el más respetado e influyente fotógrafo del Reino Unido y cultivó todos los géneros —hizo fotos de los londinenses durante los bombardeos nazis, desnudos de matiz surrealista, imágenes callejeras, reportajes sobre la pobreza, retratos de artistas e intelectuales...— y E.O. Hoppe (1878-1972), el primer gran retratista del país.

El 'Swingin London'

También se puede ver el reportaje del intuitivo y espontáneo maestro francés Henri Cartier-Bresson (1908-2004) sobre la coronación del rey Jorge VI en 1937. El período posterior a la II Guerra Mundial está representado por las fotografías del alemán Frank Habicht (1938), el mejor cronista gráfico del Swinging London de los años sesenta.

Los disturbios sociales y las divisiones políticas de las dos décadas siguientes aparecen en fotos del antirracista Syd Shelton; en el reportaje de los disturbios de 1981 en Brixton de Neil Libbert; las imágenes de ambientes obreros de Glasgow tomadas por el gran Raymond Depardon y la serie de Derek Ridgers sobre el nacimiento de las tribus urbanas de los skinheads y los punks.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento