Cien escolares de Aínsa (Huesca) conocen el trabajo que se realiza en dos yacimientos de Tella-Sin

  • Un centenar de alumnos del IES 'Sobrarbe' de Aínsa (Huesca), han participado esta última semana en una actividad organizada por la Comarca del Sobrarbe y que ha consistido en la visita al yacimiento arqueológico de Coro Trasito y al paleontológico de la Cueva del Oso, ambos en localizados en la localidad oscense de Tella-Sin.
Nota De Prensa
Nota De Prensa
EUROPA PRESS/SOBRARBE

Conocer de primera mano el trabajo de los arqueólogos que trabajan en ambos yacimientos, situados a unos 1.600 metros de altitud, y disfrutar de una visita guiada por el interior de los mismos ha servido a alumnos de Secundaria y Bachillerato para "profundizar en el conocimiento y el respeto al patrimonio cultural de la zona y para difundir los ricos recursos de los que dispone la comarca y, en concreto, el Geoparque del Sobrarbe", ha indicado la responsable técnica de Patrimonio, Conchi Benítez.

Esta actividad, que se lleva haciendo desde hace cuatro años, se enmarca dentro del programa 'Estudio y difusión del Pastoralismo en el bien Pirineos Monte Perdido II', financiado al 75 por ciento por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de España. En este mismo programa también han participado 450 escolares de Educación Infantil y Primaria, aunque llevando a cabo actividades diferentes, no relacionadas con los yacimientos.

Benítez ha señalado "la enorme importancia que tiene este programa" para los chavales del IES 'Sobrarbe', ya que "no solo han visto los dos yacimientos, sino que han podido partipar en diferentes charlas explicativas por parte de los profesionales que están excavando en las instalaciones". De ahí, que el próximo año vuelva a repetirse la actividad.

YACIMIENTO ARQUEOLÓGICO CORO TRASITO

Hace apenas unos días que se ha iniciado una nueva campaña de excavaciones arqueológicas en la cueva de Coro Trasito. El yacimiento se sitúa a 1.600 metros de altitud, y está muy cerca del límite oriental del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Se trata de una cueva de más de 300 metros cuadrados situada a escasos metros de la Cueva del Oso. En ella en los años 80, diversos espeleólogos localizaron restos arqueológicos.

Los estudios en curso han confirmado el enorme potencial del yacimiento, que fue habitado desde hace 7.300 años hasta, por lo menos, 6.600 años. Después de un período de desocupación, unos 3.400 años atrás volvió a ser ocupado durante una época más breve. Fruto de esta utilización de la cueva, se conserva "un potente registro sedimentario con unas excelentes condiciones de preservación", ha comentado Conchi Benítez.

Este hecho ha permitido recuperar una gran variedad de materiales arqueológicos. Hasta la fecha su estudio ha permitido constatar la existencia de unas prácticas agrícolas consolidadas hace 7.300 años, indicando que en una época ya muy antigua del Neolítico peninsular, el Pirineo axial albergó cultivos de trigo y cebada.

La campaña de este año está favoreciendo el avance en la excavación de las extensiones con las ocupaciones neolíticas más recientes con más de 6.000 años de antigüedad. En paralelo, se están llevando a cabo prospecciones arqueológicas en los entornos de Coro Trasito, que llevan a documentar yacimientos inéditos hasta la fecha.

Ambas actividades cuentan con la participación de estudiantes del grado de Arqueología de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). En las excavaciones participan, además, voluntarios del programa "Excava con el Geoparque del Sobrarbe". Los trabajos se realizan gracias al apoyo económico y logístico del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, la Comarca del Sobrarbe, el Ayuntamiento de Tella-Sin, el Ministerio de Economía y Competitividad, el Gobierno de Aragón y la UAB.

MUSEO Y CUEVA DEL OSO

El Museo del Oso de las Cavernas de Tella se encuentra en el piso superior de la Casa del Molino de la localidad de Tella-Sin y es una buena introducción para la visita de la cueva. En el espacio dedicado a museo, el visitante se puede acercar a los aspectos más interesantes del yacimiento, las técnicas de excavación y las diferentes investigaciones.

Los alumnos también han realizado un recorrido espeleológico por el interior de la Cueva de los Osos Cavernarios. A lo largo de la visita los escolares "han descubierto curiosas formaciones de estalactitas y estalagmitas propias del modelado endokárstico, con infinidad de formas y colores, resaltados con una iluminación adecuada. Además, han conocido los detalles sobre los restos de estos grandes plantígrados que se extinguieron tras la última glaciación, hace 20.000 años y cómo fueron localizados y analizados por los paleontólogos", ha explicado la técnico de Patrimonio de la Comarca del Sobrarbe.

La entrada de la cueva se abre a 1.600 metros de altitud y la convierte en el yacimiento de osos cavernarios más alto de la península.

El oso cavernario superaba en tamaño al actual oso pardo, a pesar de alimentarse de raíces, bulbos y frutos del bosque. Más de 6.000 restos óseos, pertenecientes a 45 osos cavernarios, han sido encontrados en las diversas excavaciones realizadas hasta el momento. "Todavía permanecen enterrados millares de restos, estimándose que pueden pertenecer a más de una centena de osos, porque todavía sólo se ha excavado el 15 o 20 por ciento de la extensión total del yacimiento", ha indicado Benítez.

Esta cueva está abierta al público y puede visitarse previa reserva.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento