La Policía pide al diario Público las grabaciones de Fernández Díaz y De Alfonso

  • El medio no ha entregado las grabaciones ya que los agentes se han presentado sin orden judicial.
  • Una vez denegada esta solicitud, ahora el proceso será judicializado y solicitarán a un juez el correspondiente requerimiento.
  • Todo se enmarca en la investigación ordenada por el ministro del Interior en funciones para averiguar cómo se grabó y filtró su conversación con el director de Antifraude.
  • Las claves de este escándalo.
El ministro del Interior en funciones y candidato del PP por Barcelona, Jorge Fernández Díaz, atiende a los medios.
El ministro del Interior en funciones y candidato del PP por Barcelona, Jorge Fernández Díaz, atiende a los medios.
Quique García / EFE

Dos agentes de la Policía Nacional se han desplazado esta tarde a la sede del periódico digital público.es para pedir las grabaciones que ese medio está difundiendo sobre las conversación que tuvieron el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y el jefe de la Oficina Antifraude de Cataluña, Daniel de Alfonso.

Los directivos del diario han optado por no entregarlas ya que los agentes se han presentado sin orden judicial.

La Comisaría General de Policía Judicial investiga a petición del ministro del Interior cómo se grabó esa conversación en su despacho en octubre de 2014 y cómo se filtró a pocos días de las elecciones.

Los policías se han reunido con los principales responsables del periódico, dirigido por Carlos Enrique Bayo, según han explicado fuentes de la redacción del medio.

Ahora, una vez denegada la petición, el siguiente paso será la judicialización del proceso, es decir la solicitud a un juez de un requerimiento para que se entreguen las grabaciones, según fuentes policiales.

El periódico digital lleva varios días publicando en exclusiva el contenido de esas conversaciones en las que Fernández Díaz y De Alfonso hablan de posibles investigaciones a dirigentes de CDC o ERC implicados en el proceso soberanista y de posteriores filtraciones a la prensa.

Tanto el PP como el Gobierno han subrayado desde que se conocieron las grabaciones que el problema no está en esas negociaciones, sino en que el ministro fuera grabado y que se haya filtrado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento