El fiscal pide 6 años de prisión para el matrimonio que encerró a su hija por llegar tarde

  • Los padres de la menor la encerraron en una habitación sin ventanas y colocaron un candado en la puerta para evitar que saliera.
  • Al día siguiente la agredieron y la encerraron, esta vez, en su habitación.
  • La joven escribió dos nota en las que pedía ayuda y las arrojó por la ventana al patio trasero de la casa, que fueron encontradas por un vecino.
Imagen de archivo de la Audiencia Provincial de Madrid.
Imagen de archivo de la Audiencia Provincial de Madrid.
EP

El fiscal pide en sus conclusiones provisionales seis años de prisión para un matrimonio marroquí acusado de detención ilegal y lesiones a su hija a la que supuestamente encerraron en una habitación sin ventanas y con un candado en la puerta por haber llegado tarde a casa.

El juicio por esta causa se celebrará el próximo martes después de que la Audiencia Provincial de Madrid lo aplazara el pasado 25 de abril al no comparecer ese día en la vista la hija de los acusados, que en la época de los hechos, en 2013, era menor de edad, ya que tenía 16 años.

Tal y como consta en el escrito de calificación provisional del Ministerio Público el día 2 de julio de 2013 la hija de los acusados llegó al domicilio familiar después de haber estado en un cumpleaños sobre las doce y cuarto de la noche.

Añade que al llegar la joven mantuvo una fuerte discusión con sus progenitores, dado que había excedido la hora de llegada permitida tras lo cual el padre, con el consentimiento de la madre, encerró a su hija en una habitación sin ventanas que el acusado utilizaba para guardar objetos de su trabajo y colocó un candado en la puerta para evitar que saliera.

El fiscal relata que al día siguiente, tras escuchar que su padre abandonaba el domicilio, la joven logró salir de su habitación forzando la puerta, instante en el que se encontró con su madre, quien tras preguntarla cómo había salido y a dónde iba la agarró fuertemente por el pelo mientras llamaba por el móvil a su marido para que regresara a casa.

Agrega que minutos más tarde, al regresar a la casa el padre le golpeó fuertemente en la cara y en la cabeza, lo que provocó que cayera al suelo, donde los padres le siguieron dando golpes mientras la insultaban ante lo que la joven comenzó a gritar y a pedir auxilio.

Debido a los gritos de la víctima, su padre le tapó la boca mientras su madre pedía unas tijeras a la hermana de la joven para cortarle el pelo sin conseguirlo porque no cortaban bien.

Tras un fuerte forcejeo la joven aceptó ser de nuevo encerrada, pero en esta ocasión en su habitación ya que por lo menos tenía ventanas. Los padres colocaron un candado en la puerta y así permaneció encerrada hasta el 4 de julio.

Por la mañana la joven escribió dos notas en las que pedía ayuda y las arrojó por la ventana al patio trasero de la casa, que fueron encontradas por un vecino que las entregó a la Policía Nacional.

Por la tarde agentes de este Cuerpo comparecieron en el domicilio de los acusados y liberaron a la joven de su encierro.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento