La decisión de Reino Unido de abandonar la Unión Europea, al haber superado el 50% de los votos el bando defensor del "brexit" en el referéndum celebrado este jueves ha provocado que la libra caiga con fuerza hasta 1,36 dólares, unos niveles no vistos desde 1985, después de haberse depreciado hasta un 12% nada más conocer la noticia.

El euro también se ha visto arrastrado y se apunta la mayor bajada de su historia. La moneda europea cae hasta 1,115 dólares. por encima de los 1,09 dólares, su nivel mínimo diario. La libra también se ha depreciado respecto al euro: la moneda comunitaria se cambiaba ayer a 0,76 libras esterlinas, pero este viernes se ha apreciado hasta las 0,80 libras.

En concreto, la divisa británica cotiza actualmente un 9,3% por debajo de su cota máxima diaria, lo que representa su menor nivel desde marzo de 2009.

El euro se cambiaba este jueves a 0,76 libras esterlinas, pero este viernes llegó hasta las 0,80La depreciación de la libra es la madre de muchos temores sobre los efectos económicos del brexit. En la cotización de una divisa influye el crecimiento de un país, sus flujos comerciales y su política monetaria. Y si estos factores retroceden, Reino Unido se vería obligado a depreciar la libra para recuperar competitividad.

"Podría bajar de forma brusca", advirtió recientemente el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney. Un escenario que se está produciendo en esos momentos. Esta nueva depreciación —el mercado la ha ido anticipando en las últimas semanas— podría ser como un meteorito que cae en la economía británica, pero expandiendo ondas en el resto de países.

Los comunicados de los principales bancos centrales —Reserva Federal de EEUU (Fed), Banco Central Europeo (BCE) y Banco de Inglaterra (BoE)—, que han asegurado que "están preparados" para inyectar más liquidez en los mercados si fuese necesario, han contenido la depreciación de la libra tras los temores iniciales de los inversores.

Efecto sobre el turismo y los empleados en Gibraltar

Cameron calculó hace unos días que la depreciación de la libra supondría un encarecimiento de 295 euros: en la factura de los turistas británicos que vienen a España. Tras conocer el resultado del referéndum, el presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos), Luis Callejón, confía en la "fidelidad" del británico pero admite que no van a ser un "destino tan atractivo económicamente" si la libra sigue depreciándose.

Además, los 300.000 ciudadanos de Reino Unido (muchos de ellos jubilados) que residen en España tendrían menos interés en seguir en nuestro país si sus libras valen menos y, al dejar de ser comunitarios, no pueden acceder a los servicios sociales y sanitarios españoles.

También los trabajadores españoles de Gibraltar sufren directamente la pérdida de valor de la moneda británica. Ellos cobran en libras y una depreciación de la libra supondría una devaluación de su sueldo al trasladarlo a euros en territorio español. "Se puede complicar la situación laboral para los miles de españoles y extranjeros que trabajan aquí", asegura Ascteg, la asociación de trabajadores españoles en Gibraltar .

Juan Franco, el alcalde de La Línea de la Concepción —la localidad gaditana fronteriza con Gibraltar— dice estar "tremendamente preocupado" porque su ciudad se enfrenta a "perspectivas, a priori, poco halagüeñas". El regidor teme "las consecuencias para los trabajadores que tenemos allí y las pequeñas y mediana industria que tenemos aquí, que depende en gran medida de venta a Gibraltar". El presidente Rajoy, sin embargo, ha pedido calma y ha asegurado que nada cambiará para ellos hasta que concluya el proceso de negociación de dos años entre la UE y el Reino Unido.

Sufre la banca, las aerolíneas y los hoteles

La depreciación de la libra también reduce los beneficios de las empresas españolas que operan en las islas británicas. Los balances de compañías como Iberdrola (-10,2) —su segundo mayor mercado es el británico después de que en 2007 comprase ScottishPower—, Telefónica a través de su filial O2 (-16,12%), o las constructoras como Ferrovial, que logra de Reino Unido el 36% de su facturación, frente al 28% en España, ha perdido un 9,32%. Pero la más perjudicada sería la banca que posee derechos de crédito allí por valor de 478.000 millones, solo detrás de estadounidenses y alemanes.

Todas las empresas del Ibex caen en los mercados, pero especialmente IAG (Iberia) que se ha desplomado un 26,86%Dos entidades financieras son las más afectadas por el brexit: Sabadell (el 17% de sus ganancias viene de las islas y es dueño del TSB) que pierde un 19,29% y Santander, que recibe un 30% de su beneficio desde el Reino Unido y es depositario de entre el 10% y el 20% de las cuentas corrientes británicas, se ha desplomado un 19,89%. "Los bancos españoles están preparados para cualquier contingencia", aseguró este viernes  la Asociación Española de Banca (AEB) para tranquilizar a los mercados.

Todas ellas caen este viernes en los mercados, pero especialmente IAG (Iberia y British Airways) se ha desplomado un 26,86%. En un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV),  IAG reconocía que el brexit afectará a su beneficio de este año."No prevemos generar un incremento absoluto en el beneficio de las operaciones similar al registrado en 2015".

Al igual que IAG, otras empresas vinculadas al turismo también sufren la caída: Melia Hotels Internationals ha llegado a desplomarse un 28,9%, NH Group Hotels un 12%, Amadeus un 5,3% y Aena un 4,1%.