En un comunicado, la Jefatura Superior ha aclarado que "en un caso muy puntual", un mando intermedio de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana indicó a dos mujeres policías que debían efectuar la patrulla separadas y con otro compañero "debido al servicio concreto y sin entrar en ninguna discriminación por razón de sexo, ya que estas dos policías han patrullado juntas en servicios anteriores".

Además, ha apuntado que en defensa de la intimidad corporal de los ciudadanos está establecido que "el registro se realizará por un agente del mismo sexo que la persona sobre la que se practique esta diligencia", por lo que cuando sea posible, ante un registro corporal se debe de cumplimentar esta norma.

Así responde la Policía Nacional a la critica del SUP ante unos hechos "lamentable" como es, a juicio del sindicato, el caso de supuesta discriminación con "tintes machistas" que habrían sufrido dos mujeres policías en Sevilla al "prohibirles" patrullar juntas.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.