En un comunicado, este departamento explica que la reapertura se produce tras finalizarse las obras de rehabilitación de la estructura y del firme.

Gracias a las mismas, se han reforzado todas las vigas, nudos y montantes del puente metálico, construido en 1901 entre las localidades de Treto y Colindres, y se ha sustituido el firme además.

Los trabajos en el puente, ubicado en el punto kilométrico 173,7 de la N-634, se han realizado con la mayor celeridad posible, según asegura Fomento.

Han consistido fundamentalmente en el chorreo con arena del acero de la estructura, los refuerzos estructurales de todas las vigas, nudos y montantes, el tratamiento con pintura de todas las superficies y la sustitución del antiguo firme por uno completamente nuevo.

Durante los días siguientes a la apertura al tráfico se continuarán realizando algunas obras pendientes, como la finalización de la acera en la margen derecha, que pueden llevarse a cabo sin afectar significativamente al tráfico.

Fomento recuerda que se encuentra habilitada la acera de la margen izquierda para el tránsito peatonal.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.