Ruiz ha destacado que este acto de buenas prácticas está dentro del programa 'Familias Lectoras', que "hoy por hoy se ha convertido en un instrumento que ayuda a los padres, madres y demás miembros de la familia a desarrollar su labor educadora".

Este programa cuenta con la colaboración con el centro educativo, que orienta y anima a las familias a despertar en sus hijos e hijas la afición por el libro, con el fin último de mejorar su comprensión lectora y afianzar el hábito de la lectura.

Esther Ruiz ha destacado el interés de la Junta que trabaja sobre el tratamiento de la lectura para el desarrollo de la competencia en comunicación lingüística de los centros educativos públicos que imparten educación infantil, educación primaria y educación secundaria.

Asimismo, la delegada ha manifestado que tiene como "objetivo fundamental el favorecer que el desarrollo de la competencia lectora se convierta en elemento prioritario y asunto colectivo de los centros docentes, del profesorado, del alumnado, de las familias y, en definitiva, de toda la comunidad educativa".

Además, "se trata de potenciar la actualización y la formación del profesorado para que contribuyan, de manera relevante, al mejor desarrollo de la competencia lectora y del hábito lector en el alumnado, así como también dinamizar la utilización de las bibliotecas escolares para promover actuaciones relativas al fomento de la lectura en colaboración con los Equipos de Coordinación Pedagógica de los centros", ha expresado Ruiz.

La responsable de Educación ha resaltado el "alto valor pedagógico y educativo que tienen este tipo de programas", y ha elogiado "la labor del profesorado que se compromete con esta actividad".

PARTICIPACIÓN

Ruiz ha valorado la participación de los miembros de la comunidad educativa en este proyecto en el que participan en la provincia de Córdoba, 87 los centros de Infantil, Primaria y Secundaria, con un total de 1.291 profesores participantes y 15.332 alumnos con sus respectivas familias.

La coordinación pedagógica del programa para todos los centros andaluces la lleva a cabo el responsable de la Coordinación Provincial de Bibliotecas Escolares de la Delegación Territorial de Educación de Córdoba, Bartolomé Delgado.

En la provincia de Córdoba se implantó el programa 'Familias lectoras', por primera vez, en el curso 2007-2008, y desde el curso 2013-2014 la convocatoria se ha generalizado a todos los centros andaluces de Infantil, Primaria y Secundaria sostenidos con fondos públicos, a través de la Dirección General de Innovación Educativa y Formación del Profesorado de la Consejería de Educación, dentro del ámbito de los programas de comunicación lingüística.

Cada año, a final de curso, tiene lugar el acto final de entrega de premios y menciones especiales a las familias que se han distinguido por su participación en el programa, en el que la delegada de Educación entrega los diplomas y libros a estas familias, en una sesión de buenas prácticas de lectura en familia.

Los premiados en la categoría Educación Infantil han sido Ivana Mutasi, David Mengual, y Claudia Gómez, colegio Santa Bárbara, mientras que en la categoría Educación Primaria los galardonados han sido Álvaro Servián, Isabel Salamanca, y Carlos Cabrera.

Por su parte, la categoría Educación Secundaria ha distinguido a Libeh Fernández, María Ángeles Reyes y Rafaela Cuadrado. Además de estos premios, se ha hecho 80 menciones especiales en las diferentes categorías (34 en Infantil, 37 en Primaria y nueve en Secundaria).

Consulta aquí más noticias de Córdoba.