En concreto, entre los meses de enero y junio de este año se han incorporado como socios los ayuntamientos de Quintanilla de Arriba, en Valladolid, y los de Peñaranda de Duero y Tubilla del Lago, en la provincia de Burgos, según un comunicado del Consorcio Ruta del Vino Ribera del Duero.

Además, esta marca de calidad ha aprobado la adhesión de cinco nuevas bodegas, entre ellas cuatro de Burgos y una de Valladolid, junto con 16 establecimientos hoteleros, seis restaurantes, dos comercios especializados y dos empresas dedicadas al ocio temático.

El presidente del Consorcio, Miguel Ángel Gayubo, ha agradecido la confianza de todos los socios y entidades adheridas a esta institución, ha manifestado que el "importante crecimiento registrado durante el primer semestre del ejercicio refleja el gran interés que existe en el territorio de la D.O por poner en valor todos los recursos turísticos de la zona", al tiempo que fortalece a la institución "como instrumento de promoción del enoturismo".

También, Gayubo ha querido destacar el esfuerzo que están realizando las empresas, "que deben superar una exigente auditoría para poder incorporarse al Consorcio Ruta del Vino Ribera del Duero, con el fin de mejorar su oferta y ser más competitivas en un mercado complejo, pero con un gran potencial, como es el del turismo vinculado a los atractivos vitivinícolas en el sentido más amplio del término".

RUTA DEL VINO RIBERA DEL DUERO

El Consorcio Ruta del Vino Ribera del Duero es el organismo de promoción enoturística con sede en Aranda de Duero (Burgos) y con un ámbito territorial que se asienta en parte de cuatro provincias de Castilla y León, entre las que se incluyen las provincias de Burgos, Segovia, Soria y Valladolid.

La Ribera del Duero se extiende por una franja de 115 kilómetros de este a oeste de Castilla y León, con más de 21.000 hectáreas de viñedo plantado, donde se embotellan cada año alrededor de 50 millones de litros de vino.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.