Un hombre armado ha entrado en un multicine en la ciudad de Viernheim, al este de Alemania, y ha tomado varios rehenes tras efectuar cuatro disparos al aire. La policía alemana confirmó que no hay heridos entre las personas se encontraban en el complejo, aunque el periódico Bild y la televisión pública del estado federado de Hesse informaron de que entre 25 y 50 personas se vieron afectadas por el uso de gases lacrimógenos a manos de las fuerzas policiales. El asaltante fue abatido durante el desarrollo de la operación policial.

Fuerzas especiales de la policía alemana rodearon el multicine poco después de la llegada del hombre, sobre las 15.00 hora local. Según informó Peter Beuth, el responsable de Interior del estado federado de Hesse —al que pertenece Viernheim—, el asaltante fue sido abatido por las fuerzas policiales a las 17.05 hora local.

Beuth, en una comparecencia de urgencia en la cámara legislativa regional, explicó que el sujeto que llevaba un "arma de largo alcance". Al entrar en el complejo, el hombre disparó cuatro veces y se atrincheró en el interior con rehenes. "No tengo conocimiento de que haya terceros damnificados", agregó Beuth tras asegurar que el asaltante "daba la impresión de estar algo desconcertado".

El hombre, según informa el periódico Bild, iba con el rosto cubierto con un casco. Además, llevaba armadura corporal y un cinturón de municiones al hombro. El Ministerio del Interio alemán ha comunicado que el asaltante no tiene vínculos conocido con ninguna asociación terrorista y que es un hombre presuntamente desequilibrado.