Fuentes policiales han confirmado a Europa Press que el joven, al que le constan 35 detenciones anteriores, ha sido puesto este jueves a disposición de la autoridad judicial, que ha decidido dejarlo en libertad con cargos. No obstante, la Policía continúa investigando la posible participación del reseñado en varios robos con fuerza en vehículos cometidos en Cádiz.

Cabe recordar que los hechos tuvieron lugar en la madrugada del miércoles, cuando la Policía Local de Cádiz recibió el aviso de que un turismo, que figuraba como sustraído, circulaba a gran velocidad en sentido contrario por la avenida de Portugal.

Los agentes localizaron el vehículo, iniciándose una persecución por varias calles que culminó con la detención del sospechoso, quien opuso gran resistencia, llegando a autolesionarse. Una vez en el vehículo policial, presuntamente comenzó a lanzar patadas y llegó a romper la ventanilla.

Una vez leídos sus derechos, el detenido fue trasladado al Hospital Puerta del Mar, donde, tras seguir golpeándose contra cualquier objeto, agredió a un facultativo y consiguió arrebatarle un bolígrafo para intentar clavárselo él mismo en el cuello.

Dos agentes de la Policía Local resultaron heridos de carácter leve, significando además que durante todo el proceso de detención el joven amenazó a los agentes con matarlos cuando los viera de paisano.

Posteriormente, el detenido fue entregado por la Policía Local en la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía, ingresando en los calabozos, de los que trató de escaparse. En su intento, agredió a varios agentes, resultando dos de ellos con lesiones. También habría agredido a una funcionaria cuando intentaba proceder a su identificación.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.