Daniel de Alfonso, el director de la Oficina Antifraude de Cataluña tenía un plan perfectamente definido para tumbar a Artur Mas y apartarle del liderazgo de CDC.

Al menos así lo cuenta el diario publico.es, que ha desvelado que en la primera reunión que De Alfonso mantuvo con Jorge Fernández Díaz, le presentó pormenorizadamente un plan con todo el detalle de sus intenciones.

En concreto, De Alfonso, que este jueves ha comparecido ante el Parlament de Cataluña, aspiraba a apartar de la presidencia de Convergència a Artur Mas y colocar en su lugar a un hombre de su confianza, en concreto al entonces conseller de Justicia Germà Gordó.

El objetivo de esta maniobra, según relata publico.es, no era otro que hacerse con el poder del partido independentista para impedir que este llegara a una alianza con ERC y frenar así en seco el desarrollo del proceso soberanista.

Al parecer, y siempre según fuentes del diario, De Alfonso irrumpió en el despacho del ministro con un mensaje claro y haciendo gala de su españolismo.

El directo de la Oficina Antifraude dedicó muy poco tiempo a los prolegómenos de la presentación y fue directo al grano: "Siempre he pensado que este se puede, se debe, resolver", explica el diario que le dijo al ministro del Interior en referencia al reto secesionista.