En declaraciones recogidas por Europa Press durante la visita del primer edil a Zamora, Puente ha precisado que esta consulta será "bastante complicada" porque se pregunta "por una cuestión en la que querer no va a ser poder".

El regidor ha subrayado que, una vez se pronuncien los ciudadanos, el modelo de soterramiento que se elija dependerá de la financiación, aunque considera que el proyecto completo que se aprobó en el año 2003, conocido como Plan Rogers, "cuesta 1000 millones de euros y por mucho que se quiera no se va a poder".

De este modo, ha apuntado que tiene que ser orientativa y no vinculante, "porque si el resultado de la consulta choca con las posibilidades económicas, no podríamos cumplirlo". Pero, en todo caso, ha destacado que la consulta servirá para pulsar la opinión de la ciudadanía.

Consulta aquí más noticias de Zamora.