Un agente manipula el acceso a la plantación subterránea
Un agente manipula el acceso a la plantación subterránea EUROPA PRESS/GC

La operación 'Zampa', que ha permitido neutralizar un laboratorio y un activo punto de venta de droga, dio comienzo en agosto de 2014 tras la detención de una persona, B.W.H., detenido nuevamente en esta actuación, y a quien se le intervino una plantación con 42 plantas de marihuana en una vivienda de Albox (Almería).

Una vez desmantelado este cultivo, la Guardia Civil continuó con la investigación con el propósito de averiguar cual era el destino final de la sustancia intervenida, lo que les llevó a averiguar que el arrestado regentaba un 'growshop', un establecimiento público dedicado a la venta de semillas y demás útiles para el cultivo de marihuana

Ante las sospechas de que en el local se podrían estar haciendo ventas directas de la misma sustancia, se estableció un dispositivo de vigilancia que lograron confirmar la existencia de un gran tránsito de personas que presuntamente adquirían pequeñas cantidades de estupefaciente.

Comprobaron, asimismo, que cuando procedían a sacar alguna cantidad de sustancia importante del interior, uno de los componentes del grupo pernoctaba en las instalaciones para labores de vigilancia

Para verificar este punto, y con la ayuda de patrullas uniformadas de la Guardia Civil, realizaron la identificación de una de las personas que accedía al local, a quien aprehendieron, cuando salía de una nave anexa, una bolsa con 1,4 kilos de cogollos de marihuana seca, ocultos en los asientos traseros de su turismo.

Como consecuencia de esta actuación, los componentes del grupo criminal cambiaron parte del 'modus operandi' y empezaron a utilizar desde este momento vehículos de alquiler para evitar la incautación durante el traslado del estupefaciente.

PLANTACIÓN SUBTERRÁNEA DE MARIHUANA

Tras verificar los datos obtenidos durante la fase de investigación, a finales del pasado mes de mayo, la Guardia Civil llevó a cabo dos registros, uno en el establecimiento ubicado en la localidad de Albox, y un segundo en un domicilio ubicado en el paraje Los Patricios, del mismo término municipal.

Durante los mismos, la Guardia Civil intervino gran cantidad de enseres para la elaboración de estupefaciente, como una maquina envasadora al vacío, dos basculas de precisión, dos picadoras de marihuana, localizando también una máquina para contar billetes y una caja fuerte con varios lingotes de oro y plata.

De igual manera, encontraron 128 mililitros de aceite elaborado recientemente, diez gramos de hachís, 266 gramos de marihuana seca en cogollos, tres invernaderos portátiles con un total de 128 plantas de marihuana, y una plantación de marihuana subterránea con 22 plantas de gran tamaño, destacando los 1.250 gramos de hongos, alucinógenos, conocidos como 'Amanita Muscaria' o Matamoscas.

La plantación subterránea estaba dotada de complejos sistemas de ventilación, extracción de aire, iluminación y climatización, instalados por uno de los componentes del grupo que cuenta con amplios conocimientos.

Finalmente, la Guardia Civil confirmó que en el establecimiento regentado por dos de los detenidos se droga, así como que la vivienda registrada contaba con hornillo, máquina para el filtrado y depuración del aire, alcohol mezclado con marihuana, así como el resto de útiles necesarios para la elaboración de aceite de marihuana, lo que conformaba un laboratorio.

Los detenidos son vecinos de Albox y de Fines y han sido identificados como B.W.H., de 41 años; S.J.V.B., de 46 años; D.D.M.G., de 24 años; M.M.L., de 46 años, y J.J.T.B., de 22 años. Se les imputa la presunta comisión de un delito contra la salud pública y un delito de pertenencia a grupo criminal ya que realizaban diferentes funciones dentro del entramado, desde la venta directa del estupefaciente, hasta la elaboración del mismo en el laboratorio.

Consulta aquí más noticias de Almería.