La serpiente verde, un ejemplar de 1,80 metros y más de diez años de edad, una de las más grandes que han entrado en el centro de recuperación de Lleida, fue capturada por los efectivos de los Agentes Rurales después de un aviso de un particular al teléfono de emergencias 112.

Se había quedado atrapada en una red de protección de hortalizas colocada en un huerto, ha informado la Conselleria de Agricultura este jueves en un comunicado.

La serpiente se encontraba en muy mal estado, porque se había quedado atrapada por la boca, se desencajó la mandíbula y quedó en unas condiciones que le impedían alimentarse, lo que de no haber sido localizada le hubiera provocado una muerte segura.

La serpiente de escalera fue recogida en un parking dentro de la ciudad de Lleida después de que un ciudadano acudiera directamente a la Base Comarcal del Cuerpo de Agentes Rurales a dar el aviso.

Consulta aquí más noticias de Lleida.