Según ha explicado el Ayuntamiento en una nota, los datos, que han sido trasladados al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, reflejan que la deuda de la capital "ha caído más de un diez por ciento del total" con respecto al mismo período del año anterior.

Por tanto, la deuda pública municipal se sitúa ahora por debajo de los 250 millones de euros, y con este "alivio" para las arcas municipales se ha podido incluir "un aumento del 30 por ciento en política de inversión social en los presupuestos de 2016".

En este sentido, ha destacado que el equipo de gobierno que dirige José María González "está haciendo frente a la deuda que heredó del anterior gobierno local del Partido Popular".

En un informe solicitado por la Delegación de Hacienda sobre la actualidad de los datos de la deuda pública municipal y que ha sido realizado por el interventor general del Ayuntamiento a partir de la información facilitada por la Tesorería municipal del Consistorio gaditano, se indica que el importe total de pagos pendientes a proveedores en mayo de 2015 ascendía a 43.761.299,41 euros, mientras que en mayo de 2016 la cantidad alcanzaba los 29.024.489,45 euros. Esto supone "una reducción de hasta un 33,67 por ciento en tan solo un año".

Con respecto a la deuda viva por operaciones de préstamos a largo y corto plazo, se detalla que ha pasado de 186.223.999,32 euros a fecha de 15 de junio de 2015 a 172.964.467,07 euros justo en esa misma fecha de este año, por lo que se ha rebajado en 13.259.532,25 euros.

El alcalde, José María González (PCSSP), ha manifestado su satisfacción por estos datos, que "marcan la economía de la capital gaditana en este año de cambio", significando que son "irrefutables". Así, "frente a quienes dicen que no sabemos gestionar, reflejan claramente la buena gestión que este equipo de gobierno está realizando en materia económica".

REDUCCIÓN DE LOS GASTOS SUPERFLUOS

El concejal delegado de Economía, Hacienda y Deuda, David Navarro (PCSSP), ha presentado estos datos y ha explicado que la reducción de 27 millones de la deuda municipal responde, fundamentalmente, a "la renuncia que ha venido haciendo el equipo de gobierno del grueso de gastos superfluos que caracterizaba la anterior política del anterior gobierno".

"El despilfarro en publicidad, propaganda y autobombo, las selectas invitaciones en carnaval, pérgolas y mamotretos elevaron los niveles de endeudamiento a cifras que pesan todavía sobre las cuentas de este Ayuntamiento", ha dicho Navarro sobre la etapa anterior, destacando que el nuevo equipo de gobierno ha hecho "un ejercicio de responsabilidad con el dinero público y de optimización de los recursos".

Asimismo, ha resaltado la reducción "especialmente significativa" en la deuda del Ayuntamiento con los proveedores. "Cuando dimos el primer dato de evolución de deuda hace algunos meses, nos comprometimos a una cosa, a centrar nuestros esfuerzos en aliviar la soga que tenían los pequeños y medianos comerciantes de Cádiz. Un año después de la entrada del nuevo gobierno, el Ayuntamiento paga antes y debe menos a los proveedores de la ciudad".

El edil ha remarcado que con este ejercicio de reducción en gastos superfluos y con el consiguiente alivio "en la losa de las deuda municipal" ha sido posible incluir "un aumento de hasta un 30 por ciento en política de inversión social en los presupuestos de 2016, plasmando así el cambio de prioridades que se ha producido en este Ayuntamiento desde que estamos gobernando".

MÁS INVERSIÓN EN EMERGENCIA SOCIAL

Navarro ha argumentado que si reducen la deuda no es sólo para aliviar a los pequeños y medianos comerciantes de la ciudad, sino para "disponer de más recursos para invertir en la emergencia social que vive Cádiz".

Así, ha aludido a 1.320.000 euros para generar empleo por medio de la economía social y las pymes, en la avenida de astilleros, en el teatro del parque, en adecentar los colegios y las instalaciones deportivas, 1.000.000 para inversión en vivienda, 500.000 para el programa de Alquiler Justo, 300.000 para actuar en la infravivienda de la ciudad, 200.000 para un programa de alquiler temporal, y 170.000 para actuaciones en Zonas Necesitadas de Transformación Social.

Además, el edil ha señalado que la reducción de deuda pública municipal también se debe al "mantenimiento del cumplimiento por parte del Ayuntamiento de sus obligaciones respecto de los pagos a sus trabajadores, a la Seguridad Social, Hacienda, a las entidades de participación social y a las entidades financieras".

Según ha comentado, también se ha "reducido y racionalizado el nivel de aportaciones a empresas municipales", que las reciben de forma "más transparente" a través de transferencias corrientes, dejando de utilizar los contratos programas. Y ha destacado igualmente que se ha vuelto a las convocatorias públicas de subvenciones, reduciendo los procedimientos de concesión directa.

"No es que dejemos de invertir para pagar deuda, sólo dejamos de gastar en costes superfluos y poco necesarios, de ahí la reducción, que es en realidad una redistribución de prioridades. Unas prioridades que estén alineadas con las necesidades reales de nuestros vecinos, y que no ha sido así a lo largo de los últimos años", ha lamentado.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.