La Delegación del Gobierno en Islas Baleares informa sobre el despliegue de personal y material que desde la Administración General del Estado se prepara o ha preparado para las Elecciones Generales del próximo domingo, 26-J, un despliegue muy similar al de los pasados comicios celebrados en diciembre.

Según los datos del censo, en Baleares están llamados a votar un total de 772.929 electores, de los cuales Censo de Españoles Residentes): 749.055 pertenecen al Censo de Españoles Residente y 23.874 al Censo de Españoles Residentes Ausentes que viven en el extranjero (CERA), según informa la Delegación de Gobierno de Baleares en un comunicado.

Los colegios y mesas electorales estarán repartidos en los 67 municipios: con un total de 888 cabinas electorales y 2.364 urnas (dos por mesa).

Asimismo, esta Delegación ha recibido 10 solicitudes de voto accesible (para invidentes) -7 en Mallorca, 1 en Menorca y 2 en Eivissa- y 23.661 solicitudes de voto por correo.

MEDIDAS DE SEGURIDAD

En cuanto a los efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, un total de 1.764 agentes velarán para que la jornada electoral discurra con normalidad.

Del total de agentes 56 pertenecen al Cuerpo Nacional de Policía,

-437 en Mallorca, 63 en Menorca, 56 en Eivissa-, 770 a la Guardia Civil -596 en Mallorca, 62 en Menorca, 100 en Eivissa y 12 en Formentera- con el apoyo de 438 Policías locales -319 en Mallorca,

65 en Menorca, 50 en Eivissa y 4 en Formentera-.

Las Fuerzas de Seguridad del Estado son las responsables del mantenimiento de la seguridad y del efectivo ejercicio de las libertades públicas, según recoge la Constitución.

APERTURA Y CIERRE COLEGIOS ELECTORALES

La apertura de los colegios electorales será a las 9.00 horas y se cerrarán a las 20.00 horas (se constituirán de 8 a 8:30 horas).

Durante la jornada electoral, Delegación del Gobierno enviará un avance informativo sobre las 12.00 horas para dar cuenta de las posibles incidencias que pueden producirse en la apertura de los colegios electorales.

Por último, se recuerda recordar que la inasistencia o abandono de los miembros de mesa, elegidos por los diferentes ayuntamientos, tiene consideración de delito electoral (Art 143 de la LOREG), que conlleva una pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a veinticuatro meses.