Agentes de los Mossos d'Esquadra detuvieron este domingo a un hombre de 40 años, de nacionalidad rumana y vecino de Lleida, cuando iba a entrar a robar en una empresa de Soses (Lleida) de la que el día anterior ya se había llevado bombas, válvulas, herramientas eléctricas muy especializadas y piezas de conducción del agua.

En la madrugada del sábado se produjo el robo en el que los ladrones hicieron dos agujeros en la pared lateral de una nave se llevaron el material, han informado este jueves los Mossos d'Esquadra.

Cuando el propietario de la empresa se dio cuenta del robo, también encontró que los ladrones habían tapado los agujeros que habían hecho a la pared con maderas y otros elementos y se localizaron dos carretillas y una linterna en un campo de fruteros de la parte posterior del recinto.

Todo indicaba, según los Mossos, que los autores del robo tenían intención de volver la próxima madrugada al lugar para sustraer más material del interior por lo que los investigadores dejaron todo como estaba decidieron realizar una vigilancia al lugar.

La tarde de sábado se inició el dispositivo y, poco antes de la medianoche, los agentes vieron como tres individuos, vestidos con ropa oscura, accedían al recinto por el mismo lugar y con una carretilla de los que encontraron escondidos, los sospechosos detectaron a los policías y huyeron en direcciones opuestas, los agentes solo pudieron detener a uno de ellos.

Consulta aquí más noticias de Lleida.