Según han informado los agentes, los hechos sucedieron en la zona de protección integral de un yacimiento arqueológico terrestre de la edad del hierro y causaron daños en el muro perimetral de la croa y las defensas del conocido como Castro de Pastoriza.

El cuerpo ha puesto de manifiesto el desconocimiento de las obligaciones que los titulares de fincas que albergan bienes declarados, catalogados o inventariados tienen de conservar, cuidar y proteger los mismos para evitar la destrucción y deterioro del patrimonio.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.