Así lo recoge ahora la sentencia remitida a las partes, una vez celebrado el juicio el pasado mes de mayo, según ha publicado el periódico La Gaceta Regional de Salamanca en su edición de este jueves.

Además de la pena de cárcel, el hombre, identificado como B.B, tendrá que hacer frente a una indemnización de 40.000 euros, 13 años de prohibición de comunicación y alejamiento y cinco años más de libertad vigilada.

En la información publicada, la sentencia recoge que el hombre, de nacionalidad marroquí, aprovechaba cuando su pareja, madre de la niña y de nacionalidad española, se iba a la cama para entrar en la habitación de la menor.

Estos hechos ocurrieron desde que la niña tenía siete años y hasta los once, cuando -en septiembre de 2015- la madre se enteró y denunció el caso, que ahora ha sido juzgado.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.