Nota De Prensa
Nota De Prensa EUROPA PRESS/POLICIA

El intenso olor a marihuana procedente del interior de la vivienda unido al ruido incesante de unos motores, además del hecho de que el inmueble tuviera siempre sus persianas cerradas en su planta alta, puso a los agentes tras la pista de lo que resultó ser una plantación de cannabis sativa en una vivienda del barrio de La Fortaleza.

El citado inmueble, propiedad de una entidad bancaria, había sido ocupado por un matrimonio que convivía allí con sus siete hijos menores de edad, según han informado desde la Policía Nacional a través de un comunicado.

Las pesquisas efectuadas confirmaron la existencia de un laboratorio de marihuana, que fue localizado por los investigadores en una estancia de la planta superior del domicilio en un registro a comienzos del presente mes.

Asimismo, en el operativo los agentes se incautaron de 197 plantas de marihuana en estado de crecimiento y floración. Además intervinieron 14 transformadores, 15 portalámparas con bombillas de 600 vatios de potencia, dos extractores de aire, dos ventiladores de pie, un termómetro digital, un aparato portátil de aire acondicionado y varias garrafas de fertilizantes.

El invernadero, destinado al cultivo y elaboración de marihuana, permanecía enganchado ilegalmente a la red eléctrica general, ya que el domicilio investigado carecía de contrato de suministro eléctrico desde el año 2012 y por tanto no tenía contador que registrara el consumo eléctrico.

Las pesquisas han confirmado que el matrimonio producía la marihuana en su vivienda para su posterior venta y distribución a mediana escala. Por los hechos, los dos investigados, una mujer y un hombre de 32 y 43 años, respectivamente, han sido arrestados por su presunta implicación en un delito contra el tráfico de drogas y defraudación del fluido eléctrico, siendo puestos a disposición de la autoridad judicial competente.

Consulta aquí más noticias de Málaga.