Invernadero
Invernadero EUROPA PRESS/GUARDIA CIVIL

Fue a finales de 2015 cuando componentes de la Guardia Civil de Mairena del Aljarafe iniciaron una investigación, ya que sospechaban que dos personas que habían ocupado ilegalmente una vivienda se podrían estar dedicando al cultivo y venta de droga.

En un comunicado, el Instituto Armado ha informado de que, a la vivienda en cuestión, acudían con frecuencia personas con antecedentes policiales e infracciones administrativas relacionadas con el consumo y venta de estupefacientes.

Recientemente, los agentes registraron esta vivienda y se incautaron de 120 plantas de 'cannabis sativa' y efectos para la plantación de otras 20 plantas más.

Las plantas se encontraban en un invernadero de 15 metros cuadrados que había en el patio de la vivienda y que contaba con una sofisticada instalación eléctrica, cuadros eléctricos incluidos, que proporcionaba energía a 12 lámparas halógenas de 600 vatios cada una, dos aparatos de aire acondicionado y dos extractores industriales con un sistema para evitar que el olor se expandiera hacia el exterior y así evitar sospechas.

Los agentes detectaron que el elevado consumo de energía eléctrica era fraudulento, ya que habían practicado una conexión ilegal a la red eléctrica general desde la vía pública bajo tierra, sin pasar por el contador de la casa, de manera que era necesario acceder al interior de la vivienda para percatarse de ello y, de este modo, burlaban a los operarios de la compañía.

Durante el registro, los agentes también intervinieron gran cantidad de dinero en metálico oculto en un armario, presuntamente procedente de la venta de droga, un arma larga de aire comprimido, una placa falsa y una camiseta con anagramas y escudo de la Guardia Civil, además de un dispositivo prioritario policial de color azul para vehículo.

Por todo esto, la Guardia Civil ha detenido a la pareja formada por R.M.M. y J.M.M., ambos de 35 años.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.