La investigación se inició al conocerse la actividad ilegal de un individuo que se dedicaba a la venta de droga en lugares se ocio nocturno en la capital albaceteña, ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

Se pudo comprobar que formaba parte de un grupo criminal de seis personas dirigido por un traficante de Valencia, que se desplazaba varias veces a la semana para entregar diversas cantidades a distribuidores en localidades de Cuenca y Albacete.

El grupo vendía cocaína, grifa, hachís, éxtasis, speed y otros estupefacientes a jóvenes, en su mayoría menores de edad. El trasiego de dosis era incesante entre una clientela joven, que demandaba droga con insistencia.

La operación policial se completó en la segunda semana del mes de junio, cuando se pudo detener al cabecilla del grupo aprovechando uno de sus viajes para transportar cocaína y hachís a la provincia de Cuenca.

Sucesivamente, fueron practicándose hasta diez detenciones más y seis registros en distintas poblaciones, donde se ocuparon 60 gramos de cocaína, cerca de un kilogramo de speed, 110 gramos de hachís, 1.500 gramos de grifa, 45 unidades de éxtasis, dinero, vehículos, teléfonos móviles y sustancia de corte, así como útiles para elaborar y dosificar las drogas.

Esta operación ha permitido interrumpir la venta de drogas en varios puntos de distribución, especialmente en Albacete capital. De los seis componentes del grupo criminal y colaboradores, dos han ingresado en prisión.

Consulta aquí más noticias de Albacete.