Casa de Laila
Casa de Laila, en Málaga. Casa de Laila

¿Por qué ir de camping cuando podemos hacerlo con más glamur? Esta es la finalidad del glamping, un concepto que mezcla estos dos términos y que se ha puesto de moda en los últimos años como destino de vacaciones. Combinar una escapada a la naturaleza con las comodidades de un hotel es un buen aliciente para iniciarnos en esta tendencia.

Desde cabañas suspendidas en la cima de los árboles hasta tipis indios decorados con suma elegancia. Las empresas que ofrecen escapadas de glamping suelen ser pequeñas y dan un servicio a la medida del cliente, priorizando su confort. No es tan económico como el clásico camping, pero muchos de estos destinos ya cuentan con el verano lleno de reservas.

También podemos unir estos meses el encanto del glamping con una experiencia festivalera. De eso se encarga la empresa The Glamping Company. "La pasión por la naturaleza y las actividades al aire libre no están reñidas con el confort y el glamur", destacan en su web oficial, en la que se puede alquilar una de sus tiendas (versión económica o deluxe) para asistir a los conciertos sin tener preocuparse de montar la tienda.

Entre las ventajas que encontramos en sus servicios destacan colchones hinchables con juegos de sábanas, servicio de desayuno bufé, limpieza en el exterior de las tiendas, una recepción abierta las 24 horas e incluso un cóctel de bienvenida. Actualmente podemos reservar una de estas habitaciones en festivales como el Rototom, el FIB o el Dreambeach, a precios que oscilan entre los 100 y los 500 euros cada festival, según la calidad y el número de personas en cada habitación.

Está claro que la comodidad no está reñida con la aventura, y que gracias al glamping podemos vivir experiencias y visitar lugares extraordinarios con un toque chic.

Casa de Laila

Ubicadas en Málaga, estas tiendas de aspecto colonial esconden en su interior todo un abanico de comodidades. Sus dueños prometen hacer disfrutar del "mejor camping, pero sin renunciar a ningún pequeño lujo de nuestra vida". Entre los servicios incluidos en el precio destaca un "delicioso" desayuno, camas confortables, una piscina y una zona lounge y una cocina al aire libre con la equipación básica. Aparte podemos contratar sesiones de masaje, clases de yoga y un catering vegetariano.

Camino Ardalejos, 7, Alahurin el Grande (Málaga). Desde 75 euros/noche. Más información en www.casadelaila.es.

The Glamping Company

Esta empresa es la responsable de haber unido el mundo del glamping con los festivales de música, que cada vez atraen a más público. Como no todo el mundo quiere vivir la experiencia de masificación que puede llegar a darse en un camping festivalero tradicional, The Glamping Company se encarga de dotar de los servicios de un hotel a cada una de sus tiendas, que además estarán vigiladas las 24 horas del día. Este año estarán en el Festival Internacional de Benicàssim o en el BBK Live de Bilbao, además de en el evento de motor Super Rally 2016.

Desde 110 euros/festival. Más información en www.theglamping.com

Cabañas en los árboles

Tener una cabaña fortificada en la cima de un árbol ha sido el sueño de muchos niños a lo largo de los años. Esta empresa cumple todas las expectativas, creando unas impresionantes habitaciones a más de 15 metros de altura. Las cuatro cabañas que ofertan miden entre 25 y 35 metros cuadrados, tres de ellas tienen agua corriente y electricidad. La decoración mezcla lo rústico y lo moderno para aislar totalmente a sus visitantes en un entorno rodeado de naturaleza. Un caserío cerca de las cabañas suplirá más necesidades.

Crta N-220, Zeanuri (Bizkaia). Desde 130 euros/noche. Más información en www.cabanasenlosarboles.com

Casa del Mundo

Cerca de la Costa Blanca se encuentra este paraje en el que viajaremos a destinos exóticos sin movernos de España, podremos alojarnos en una caravana tradicional zíngara, una safari-lodge africana o una jaima propia del desierto. Conviven en una extensión de 20.000 metros cuadrados, al lado de plantaciones y árboles frutales, y cada huésped disfruta de su propia parcela. Todas las viviendas cuentan con cocina y baño privados y una piscina comunitaria para los clientes. No se permiten los animales domésticos.

Partida Torresellas, 47, Tibi_(Alicante). Desde 595 euros/semana. Más información en www.casadelmundo.nl

Casa Nube

Estas viviendas vacacionales están inspiradas en las yurtas, unas cabañas típicas de Mongolia cuyos dueños, pueblos nómadas que viven de lo que genera la naturaleza, las mueven de un lado a otro. Ahora podemos disfrutar de estas construcciones en la sierra de Málaga, donde hay actividades tanto para parejas como familias con niños pequeños. Cloud House invita a sus visitantes a descubrir las montañas y los bosques que rodean este paraje natural, añadiendo la comodidad de una cocina, duchas o servicio de habitaciones.

Genalguacil (Málaga). Desde 110 euros/noche. Más información en www.cloudhouse.es