El ministro se ha sumado a las explicaciones de Fernández Díaz al respecto
El ministro se ha sumado a las explicaciones de Fernández Díaz al respecto EUROPA PRESS

El ministro de Educación, Cultura y Deporte en funciones, Íñigo Méndez de Vigo, ha asegurado que la evaluación final de sexto de Primaria que contempla la Lomce "se ha hecho con cabeza y consenso" y ha denunciado la "manía por incumplir las leyes del Partido Popular" de las regiones que han realizado un modelo alternativo de 'reválida'. En el caso de la Comunitat Valenciana, ha subrayado que "la política de la Generalitat es abrir conflictos donde no los había".

Méndez de Vigo ha realizado estas declaraciones a los medios de comunicación antes de reunirse este miércoles en Valencia con representantes autonómicos de la educación concertada, a los que ha avanzado que transmitirá su "preocupación por la política de la Conselleria" de Educación, Investigación, Cultura y Deporte para "saber 'in situ' cuál es la situación de padres y docentes".

Sobre la alternativa propuesta por varias comunidades a la 'revalida', el ministro en funciones ha defendido la necesidad de "alcanzar acuerdos y evitar enfrentamientos" y cree que "detrás de estas actitudes políticas hay un rechazo puro y duro" a una ley que "resulta que es del PP y parece que todo lo que haga el PP está mal".

"Más que una postura política es una manía, una obsesión de las regiones gobernadas por el PSOE y sus aliados", ha manifestado, para recordar que envió a estos Gobiernos autonómicos un requerimiento, a través de la Alta Inspección, por incumplir la norma estatal: "A la vista de lo que han hecho, juzgaremos".

En este proceso, Méndez de Vigo ha explicado que les ha transmitido que "una ley como la Lomce hay que cumplirla porque tiene el mismo rango que el Estatuto de Autonomía" y que "si no lo hacen será negativo para las familias, los docentes y los niños". "Comprendo la discrepancia y todo se puede discutir, pero hacer una prueba a su manera es una forma bastante extravagante de entender la democracia", ha aseverado.

Ha insistido así en que la 'reválida' "únicamente pretende ver qué niños tienen dificultades y qué centro no lo está haciendo bien" y que "no tiene ningún efecto académico ni sirve para pasar de curso: no hace comparaciones ni establece rankings".

Por tanto, el titular de Educación ha asegurado no entender "por qué hay esa obsesión por no evaluar un sistema", ya que, para él, "lo que no se evalúa se devalúa".

"En estos momentos, la política que sigue la Conselleria de Educación de la Generalitat es precisamente la contraria: abrir conflictos allí donde no los había", ha denunciado, para lamentar que "familias, docentes y niños valencianos estén en una situación de inferioridad respecto al resto de España porque una interpretación que no se ajusta a la ley".

"SITUACIÓN SIN ANTECEDENTES"

Preguntado por la 'reválida' de Bachillerato, a poco más de dos meses para el inicio de curso, el ministro de Educación ha señalado que "estamos en una situación sin antecedentes" con un Ejecutivo en funciones que "no puede hacer la propuesta" del modelo definitivo de 'reválida' que la Lomce especificaba que debería estar fijado un año antes.

No obstante, ha puntualizado que la propuesta se ha "pactado" con la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas, que las comunidades "la conocen" y algunas "han hecho aportaciones", si bien le habría "gustado que hubiera más".

Méndez de Vigo cree que es un modelo "hecho con cabeza" y ha transmitido "tranquilidad: Estará a tiempo antes del curso que viene", puesto que "se presentará cuando esté lista desde un punto de vista jurídico".

RECLAMA "NO RADICALIZAR" LA EDUCACIÓN

Por otro lado, el responsable de Educación en funciones ha remarcado la importancia de que los candidatos a presidente del Gobierno "transmitan certezas y seguridad" en materia de educación durante la campaña electoral, puesto que, en su opinión, "es la primera preocupación de los españoles".

Considera, en consecuencia, que "la obligación de los gobernantes es no crispar, no radicalizar ni introducir en la educación sus posturas ideológicas", sino "buscar acuerdos, y, sobre todo, escuchar a las familias y los docentes como pilares del sistema".

Ha asegurado que es la postura que ha "intentado" seguir desde que tomó la cartera de Educación hace un año: "Dar certezas a los padres y no crear líos". "Espero que, si contamos con el apoyo suficiente, pueda continuar esta tarea durante los próximos cuatro años", ha reivindicado, en el caso de que el PP consiga formar Gobierno en mayoría.

Durante la actual legislatura, ha detallado que el Gobierno "ha conseguido que las cifras de educación vayan en la buena dirección" y ha puesto como ejemplo los datos sobre abandono escolar temprano, que "se situaba en el 26,3 por ciento hace cuatro años y ahora está en el 19,8 por ciento".

De cara al futuro, Méndez de Vigo ha recomendado "cotejar" el contenido educativo de los programas electorales y ha recordado que su partido "apuesta por un pacto nacional asentado en el derecho y la libertad de los padres a elegir la educación de sus hijos". Se trata, a su juicio, de un acuerdo "posible con aquellos alejados de los radicalismos extremistas" para "conseguir un sistema educativo que dure 15 años".

"PINTAN ESPAÑA DE NEGRO"

Tras explicar que ha visitado esta mañana el Colegio Mayor de la Seda de Valencia, Méndez de Vigo ha manifestado que la cultura en España "no está tan mal como se cree". "Muchos candidatos parece que tienen la obligación de pintar de negro la situación cuando no es así", ha lamentado.

Para él, en cambio, la campaña electoral "tiene que tener una función pedagógica sin ensombrecer la realidad: España es una gran nación, goza de salud cultural y tenemos un patrimonio del que podemos estar legítimamente orgullosos".

Consulta aquí más noticias de Valencia.