El secretario general de la Confederación de Empresarios de Lugo (CEL), Jaime López, ha asegurado que el plan de viabilidad que en la pasada jornada salió adelante la patronal gallega "no es suficiente".

Dicho plan, en el que se abstuvieron los empresarios lucenses, prevé ocho despidos (de una plantilla de 20 trabajadores) y una rebaja de sueldos como vía necesaria para tratar de negociar nueva financiación con los bancos y evitar la presentación del concurso de acreedores

López ha esgrimido que "se tenían que haber trazado unas líneas de futuro y un plan estratégico de futuro y esto no ocurre con este plan de viabilidad". "Se toman medidas que, en principio, para nosotros son de maquillaje desde el punto de vista de la reestructuración del gasto", ha señalado.

"No se afronta una reestructuración real del mismo y lo que se hace es apalancar para la organización financieramente con una deuda muy importante, gravando el principal activo que tiene esta organización que es la sede central de la CEG", ha añadido.

Ha insistido en que "ahora se vuelve a gravar el patrimonio sin asumir una reestructuración seria de la Confederación de Empresarios de Galicia como se ha hecho en otras confederaciones, como la de Lugo, que ha venido apretándose el cinturón desde que comenzó la crisis y con anterioridad".

JUSTIFICA LA ABSTENCIÓN

"Y en este caso en la CEG no ha ocurrido esto", ha continuado, antes de apelara a la "lealtad institucional" con la patronal gallega, que se fundó con la participación de los empresarios lucenses en 1981, para justificar la abstención de la CEL ante dicho plan de viabilidad.

"No hemos votado en contra para que el presidente (Antonio Dieter Moure) pueda buscar la negociación necesaria con las entidades financieras y solventar la difícil situación en la que se encuentra la CEG", ha zanjado.

Consulta aquí más noticias de Lugo.