Este servicio, puesto en marcha hace doce años, velará por la seguridad ciudadana y del tráfico, y estará integrado por ocho policías distribuidos en dos por turno de trabajo.

Este grupo de agentes que vigilará espacios públicos como podrán ser parques, jardines, zonas peatonales y carriles bici. Además de realizar estas labores de vigilancia, los policías en bicicleta trabajarán para formar y educar a la ciudadanía en la correcta utilización de este tipo de espacios.

También ayudarán a garantizar una adecuada convivencia entre ciclistas y peatones, y entre conductores y ciclistas, según ha explicado el concejal de Seguridad Ciudadana, Carlos Zapatero.

"Queremos evitar comportamientos negligentes y peligrosos. Por eso se encargarán de informar, asesorar, controlar y, en su caso, denunciar las infracciones que observen. De igual manera, controlarán que las bicicletas no presenten deficiencias serias que puedan afectar a la seguridad de los ciclistas y del resto de usuarios de la vía pública", ha explicado.

Zapatero ha indicado que para el Gobierno municipal es una "prioridad" mejorar la seguridad en Vitoria, un objetivo al que espera que, durante el verano, contribuya este servicio de Policía. El concejal ha añadido que los 'bicipolis' "permiten ofrecer un servicio más próximo a la ciudadanía y actuar de forma más rápida en determinadas situaciones", además de constituir "un ejemplo de sostenibilidad".

En 2015, esta unidad realizó 995 actuaciones. Más de la mitad (556) correspondieron a la vigilancia de espacios urbanos, aunque también registraron 139 infracciones, realizaron 131 labores de apoyo técnico a tráfico, persiguieron 86 delitos y prestaron atención en 83 accidentes.

Consulta aquí más noticias de Álava.