Jorge Fernández Díaz
El ministro del Interior en funciones y candidato del PPC por Barcelona, Jorge Fernández Díaz. EFE

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, presionó a Daniel de Alfonso, jefe de la Oficina Antifraude catalana, para filtrar a los medios de comunicación informaciones sobre investigaciones relacionadas con políticos de Cataluña como Francesc Homs y Felip Puig.

Así lo ha revelado el diario Público en una nueva entrega de las grabaciones que comenzó a publicar el martes, efectuadas en el despacho del ministro en 2014; por el momento se desconoce quién las realizó y cómo. Cuando De Alfonso comienza a poner las primeras pegas a una publicación anticipada de la investigación, el ministro asegura: "Esto la Fiscalía te lo afina, hacemos una gestión".

"Si quieres que se publique, yo me comprometo a que se publique, pero déjame que antes cierre el expediente...", le replica el jefe de la Oficina Antifraude al ministro, añadiendo, "...y tres, dos meses después, un periodista lo averigua".

La estrategia que van acordando pasa por hacer llegar a la Fiscalía General un informe aún en borrador sobre el caso para que investigue, aunque De Alfonso duda: "Yo soy español por encima de todo, pero a mí me hunde, tengo familia", afirma. Fernández Díaz se ofrece a llamar al Fiscal General y decirle "Mira, hay esto. Y mira a ver oye si esto tal… ¿no? Pero, claro, me va a pedir documentos", apunta ("¿Qué es lo que me puedo quedar yo?", le había preguntado minutos antes, mientras manejaban papeles, tal y como se escucha en los audios de Público).

Que (Bermejo) se lo lea delante de mí, que se lo aprenda y que él llame a Fiscalía o lo que seaDe Alfonso propone entonces reunirse con, entre otros, el fiscal Anticorrupción Fernando Bermejo, "que se lo lea delante de mí, que se lo aprenda y que él llame a Fiscalía o lo que sea". Fernández Díaz propone, a su vez, llamar personalmente al exFiscal General Eduardo Torres Dulce y hablarle del tema, decirle que tiene "conocimiento" del asunto.

El ministro llega a calificar la posible filtración como "un torpedo a la línea de flotación" y añade que quiere "que sea la semana que viene", por eso pregunta por si se puede llevar papeles, para informar "rápidamente". El titular de Interior concluye que si el expediente pasa por la Fiscalía y llega al juzgado "y sale, nadie va a sospechar que sale de la Policía ni de investigaciones policiales; nadie va a sospechar".

Y añade: "Eso sí, los funcionarios de turno, el periodista gacetillero que está siempre por ahí, el amigo del fiscal... Muchas veces, cuando lo publicas, generas una presión mediática que al final haces que cosas que interesan, lo tengan". Al inicio del primer fragmento de conversación, por su parte, De Alfonso hace referencia a otro caso: "Claro, si va a la Fiscalía puede salir todo lo que sea… Como ha salido un año y medio después lo de Jordi Pujol junior. Nosotros llamamos a la Fiscalía en abril de 2013".