En un comunicado, la Subdelegación del Gobierno en Huelva ha explicado que el detenido se dedicaba presuntamente a captar la amistad de mujeres en las redes sociales, principalmente en Facebook, para después obtener las fotos personales de sus perfiles, que posteriormente retocaba y publicaba en Twitter y páginas de contenido pornográfico, haciéndoles protagonistas "de imágenes falsas de actos sexuales inexistentes".

Las investigaciones policiales han revelado que este individuo realizó publicaciones en cientos de webs de contenido pornográfico durante años, junto a datos reales de las víctimas e, incluso, con datos de sus domicilios. Esto, según el comunicado, ha ocasionado "severos trastornos en la vida personal de sus víctimas".

Hasta la fecha se han recibido un total de cinco denuncias de mujeres residentes en Huelva y Granada, pudiendo existir un número más amplio de afectadas y que todavía no habría denunciado. De hecho, la Policía Nacional sigue con las gestiones a fin de descubrir la existencia de otras posibles víctimas.

Tras su detención y traslado a la comisaría provincial de Huelva, I.R.B. ha confesado ser autor de los hechos descritos, alegando que lo hacía "por aburrimiento y morbo".

Consulta aquí más noticias de Huelva.