Además, a las 23.00 horas, cuando las luces de la ciudad se vayan apagando, se proyectará Inside/Outside, un espectáculo de mapping sobre la fachada del Museo, a cargo del artista plástico Patxi Araujo, con música en directo del grupo de txalapartaris Hutsun y música de violín.

Se trata de una intervención acústico-visual en tiempo real que utilizará como soporte la fachada principal renacentista del Museo y que, bajo técnicas de mapping y realidad aumentada, transformará el espacio cotidiano en un espectáculo de luz y sonido.

Así, el muro se transformará en un catálogo de posibilidades arquitectónicas dinámicas y cambiantes, tomando como referencia los propios elementos de la fachada, en la que se integrarán piezas de la colección del museo y de otros elementos inesperados.

Previamente, a partir de las 18.30 horas, intervendrán las cuatro directoras y directores que han dirigido el Museo en estos 60 años, los cuales explicarán una pieza de manera personal, abordando también diferentes aspectos de la vida de un museo y vivencias personales.

Por la mañana será tiempo para las niñas y niños, con la organización de unas visitas especiales: 'Preguntando a Catalina', en las que Catalina de Oscáriz, resolverá, entre las 12:00 y las 13:00 horas, las dudas de quienes vengan a visitarle.

REAPERTURA DE LA SALA DE PREHISTORIA

Por otro lado, coincidiendo con el 60 aniversario del Museo, se reabrirá al público la sala de Prehistoria. En 2011 se inauguró esta sala después de la eliminación de barreras arquitectónicas y de una profunda renovación de su discurso narrativo, necesario tras varios años de actividad científica que habían aportado avances en el conocimiento de la Prehistoria navarra desde su montaje en 1990.

El comisariado científico fue realizado por los arqueólogos del Servicio de Patrimonio Histórico, Jesús García Gazólaz y Jesús Sesma Sesma, y el proyecto museográfico fue a bordado por Jesús Moreno y Asociados, ha explicado el Gobierno navarro en un comunicado.

Dos años después fue necesario proceder a su desmontaje y cierre, debido a unas filtraciones de agua que obligaron a ejecutar una sucesión de obras, incluida la completa remodelación de la terraza del Museo bajo la que se encuentra la sala, que ahora se reabrirá.

La sala de Prehistoria presenta 250 piezas, entre bienes individuales y conjuntos, de 51 yacimientos navarros. Entre ellas destaca un bien único en el panorama del Paleolítico mundial, el bloque nº 1 conocido como Mapa de Abauntz, en el que aparecen tallados los elementos geográficos del entorno de la cueva junto con la primera representación esquemática de un grupo de cabras en perspectiva.

La reapertura también incorpora dos novedades. Por una parte, el proyecto museográfico ha sido adaptado por Muraria para la incorporación del euskera y, por otra parte, en la galería azul de acceso a la sala se ha instalado una nueva pieza de gran importancia descubierta en Beire el año 2010: la estatua-estela de Turbil, de 255 cm de altura, que representa a un guerrero armado con un disco coraza y es la estatua de bulto redondo más antigua descubierta en Navarra.

Se trata de una pieza de la Segunda Edad del Hierro, de estilo ibérico y fechada en el siglo III a.C. Para la presentación de esta novedad se ha contado con la colaboración del Servicio de Patrimonio Histórico y de Javier Armendáriz, arqueólogo que dirigió la excavación y ha estudiado este hallazgo.

Consulta aquí más noticias de Navarra.