En rueda prensa, junto al gerente de Urbanismo, Ignacio Pozuelo, el concejal delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Muñoz, ha indicado que estos más de tres millones y medio de euros se destinarán a mejorar las áreas industriales y los edificios de la ciudad, a conservación del patrimonio y a crear espacios más habitables. "El objetivo de este gobierno es relanzar la Gerencia de urbanismo como agente inversor", subraya.

En este sentido, ha detallado la actuación que se llevará a cabo en el Pabellón Real, ubicado en la Plaza de América del Parque de María Luisa, ante el deterioro de sus elementos cerámicos y de la fachada de este edificio de Aníbal González, que también presenta unas filtraciones y humedades que serán eliminadas.

Así, se invertirán 1,6 millones en estas obras que durarán un año y que supondrán la conservación y restauración de la cerámica vidriada pintada hecha a mano y única con la que cuenta, para lo que habrá que recurrir a artesanos para recuperar las existentes y reproducir las que se hayan perdido, teniendo en cuenta el estado de conservación que presenta. Pese a ello, desde la GMU se deja claro que estructuralmente el edificio está "perfecto", al no presentar "fisuras ni grietas".

En este sentido, Muñoz aclara que, aunque sería compatible e independiente esta actuación de la que se pueda hacer en el interior del edificio, la intervención interior "tendría que ser con cargo al presupuesto de 2017, ya que el de 2016 sólo recoge la fachada".

LAS OBRAS DE LA MACARENA, EN SEPTIEMBRE

Igualmente, se destinarán 423.000 euros a las actuaciones en el entorno de la basílica de la Macarena, unas obras de alrededor de seis meses que podrían comenzar en septiembre y que se prevé que finalicen antes de Semana Santa. Así, se pretende ordenar una zona que actualmente es "algo caótica", según incide Muñoz.

El Ayuntamiento reordenará el tráfico, eliminando la entrada desde este enclave a San Luis, que quedará sólo de salida y como zona 20 con preferencia peatonal, mientras que se habilitan otras vías de acceso. El resto quedará todo peatonalizado, aunque se permitirá la entrada y salida de vehículos al taller de reparación de lunas existente junto a la basílica. Se cambiará la parada de taxis, que se ubicará junto a la avenida principal.

Además, se creará una zona "más amable y sostenible" con la inclusión de bancos, de un carril bici, una hilera de naranjos y la eliminación de la línea de aparcamientos de la fachada del templo. Habrá un recordatorio por donde estaba anteriormente la muralla para no perder la memoria de ese trazado histórico. "Se trata de una obra con tintes de peatonalización, esperada desde hace años", incide.

PASARELA Y OBRAS EN POLÍGONOS

Muñoz ha informado, de otro lado, la aprobación de la licitación de una pasarela peatonal metálica entre Torneo, al final de la calle Guadalquivir, y el Paseo Juan Carlos I, por 250.000 euros. La obra, que durará cuatro meses, pretende mejorar el acceso al entorno del río Guadalquivir, teniendo en cuenta que actualmente no existen otros accesos entre la Barqueta y la pasarela peatonal existente. Se ha decidido esta solución de acceso teniendo en cuenta que el modo en que se hicieron los muros, que además cuentan con rellenos antiguos, por lo que esta pasarela no los vendría a recargar.

El consejo de la GMU también ha aprobado licitar obras de pavimentación de la avenida Montes Sierra y Fernández Murube, en el polígono Carretera Amarilla, por un montante de 522.000 euros y un plazo de ejecución de dos meses, en los que se eliminarán fisuras y socavones de las vías. Muñoz recuerda que ésta no será la única intervención en estos parques.

Asimismo, se ha acordado también la licitación de la reurbanización de la plaza de Juan Antonio Cavestany, con un presupuesto de 800.000 euros, así como las intervenciones en la calle Manila y la rotulación de diversas calles, por 80.000 euros.

ASENTAMIENTOS Y EDIFICACIONES EN SUELO NO URBANIZABLE

Por ultimo, la GMU ha acordado la propuesta al Pleno del avance de planeamiento para la delimitación de los asentamientos y edificaciones en suelo no urbanizable, así como la aprobación definitiva de la Ordenanza Municipal sobre Normas Mínimas de Habitabilidad, Salubridad y Seguridad de las Edificaciones Aisladas en Suelo no Urbanizable para su reconocimiento de asimilado al régimen de fuera de ordenación.

Muñoz afirma que suponía "una asignatura pendiente" y recuerda que hay muchas familias "en un limbo legal". "Se trata de ir buscando soluciones a asentamientos y edificaciones fuera de planificación", añade, recordando que se está desarrollando de este modo el mandato del plenario municipal.

Estas medidas afectarán a parcelaciones y asentamientos sobre suelo no urbanizable de carácter natural o rural como Camino de la Reina, El Gordillo Sur, Las Ratas, Camino de Rojas o Vistahermosa y otras que se encuentran ubicadas sobre Suelos no Urbanizables de Especial Protección Integral o Compatible como son Isla de Garza y Carretera de la Algaba.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.