Así lo recoge el auto, con fecha del 20 de junio, en el que el juez Sergio Burguillo declara en concurso a esta patronal, "toda vez que ha sido acreditado su estado de insolvencia actual".

El deudor no ha solicitado la liquidación de su patrimonio y el magistrado, por su parte, nombra administrador concursal y señala que el inventario de bienes deberá presentarse en el plazo de 15 días.

Asimismo, el auto hace un llamamiento a los acreedores para que pongan en conocimiento de la administración concursal en el plazo de un mes la existencia de sus créditos.

La administración concursal queda autorizada, sin necesidad de ningún otro trámite, para el ejercicio de cualquier acción en interés de la masa activa del concurso. Contra esta declaración cabe impugnación mediante recurso de reposición, en el plazo de cinco días.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.