Durante el debate de la comisión plenaria de Urbanismo, el PSOE ha propuesto dejar este expediente del Plan especial de Averly encima de la mesa y abrir un plazo de un mes para incorporar los informes solicitados por la oposición a la propuesta de ZEC, aunque en la gerencia de Urbanismo posterior se acuerde conceder la licencia de derribo.

Muñoz ha criticado que los tres grupos citados "han decidido tirar Averly" con la legalidad de los votos, pero con la falta de legitimidad

de unos munícipes que deberían preservar el patrimonio de la ciudad".

En declaraciones a los medios de comunicación, Muñoz ha indicado que a partir de ahora "se concederá la licencia de derribo que por legalidad se someterá a votación en la gerencia de Urbanismo" y ha agradecido la "coherencia" de CHA.

Muñoz ha asegurado que intentará negociar con la propiedad que finalmente no se derribe la parte no catalogada, dado que la propuesta del PSOE al prosperar, conlleva que el equipo de gobierno intente negociar con la propiedad una alternativa a la demolición aunque tengan la licencia de derribo.

No obstante, ha expresado sus dudas del éxito de las posibles negociaciones al argumentar que "ha sido infructuoso durante meses" y con el resultado de la votación "al Gobierno nos han hecho un flaco favor porque está en una posición de absoluta debilidad".

Asimismo, ha explicado que desde la concesión de la licencia de derribo hasta la demolición transcurre un tiempo porque primero se precisa de una licencia del Gobierno de Aragón para la gestión de los residuos de materiales pesados y contaminantes como el amianto.

Finalmente, tras reconocer que la parte jurídica en este asunto está cerrada al recordar las distintas acciones para evitar que se derribe Averly, ha apuntado que "falta la parte social" en alusión a posibles movilizaciones.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.