Según ha indicado en una nota el Consorcio Provincial de Bomberos, cuando llegaron accedieron al interior con equipos autónomos, localizando el fuego en una zona dedicada a archivo de unos 12 metros cuadrados. Así, procedieron a su control y extinción arrojando agua en pequeñas cantidades para no dañar el resto de archivos y evitar su propagación.

Los efectivos de bomberos han ido sacando documentos fuera de la habitación, a un patio, lo que ha permitido salvar gran parte de ellos. Una vez extinguido, los bomberos han procedido a ventilar la zona y a inspeccionar el inmueble. Por su parte, el humo ha afectado a varias oficinas de la planta baja.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.