Esta medida afectará tanto a los contratos de sustitución como a los formalizados para atender nuevas necesidades de trabajadores. Además, se aplicará la misma solución en el caso del personal que presta servicio de tipo asistencial en los centros dependientes del Departamento de Educación.

La consejera portavoz del Gobierno, Ana Ollo, ha señalado que "se pone fin a una anómala situación que se daba en cursos precedentes cuando las contrataciones terminaban el 30 de junio por lo que no se cobraban las vacaciones, aunque hubieran trabajado durante todo el curso escolar".

Ahora, en cambio, mantendrán el contrato vigente hasta el 31 de agosto, siempre y cuando hayan sido suscritos antes del 1 de octubre. Esta medida beneficiará a 320 personas.

A quienes hayan estado contratados desde fechas posteriores al 1 de octubre de 2015 se les rescindirá el contrato a 30 de junio, como venía haciéndose hasta ahora, pero se les pagará la parte proporcional de las vacaciones que les corresponda. Un total de 1.324 personas han finalizado contrato a lo largo de este curso y podrán beneficiarse este decreto, que entrará en vigor este mismo verano.

Consulta aquí más noticias de Navarra.