Calor
Calor EUROPA PRESS

En su tradicional rueda de prensa al cierre de la estación meteorológica, Torrijo ha dicho en cuanto a la temperatura que llama la atención que, pese a la tendencia al alza en primaveras anteriores, este año 2016 ha sido más fría.

La temperatura mínima más baja se ha registrado, como suele ser habitual, en Molina de Aragón, donde el 16 de marzo el mercurio marcó -7,2 grados centígrados.

Este dato revela que las temperaturas medias han sido más bajas en zonas del Sistema Ibérico y Serranía de Cuenca, con un término medio de 7 grados; mientras que al sur de la región, sobre todo en la provincia de Ciudad Real, la media se marcó en torno a los 13 grados. "Ha sido una primavera fría salvo en Albacete, que ha sido más normal, aunque también por debajo de la media", ha precisado Torrijo.

En cuanto a las lluvias, ha señalado que se puede considerar que la estación saliente ha sido húmeda, a excepción de zonas del noreste, donde se puede calificar de seca a muy seca.

De este modo, ha indicado que destaca el día 4 de abril, cuando se registraron hasta 50 litros de precipitaciones por metro cuadrado en Cañizares, 58 en San Pablo de los Montes y hasta 62 en Fuencaliente.

VERANO MÁS CÁLIDO Y SECO QUE LA MEDIA

Sin poder precisar más, Ricardo Torrijo ha indicado que los estudios estadísticos hacen prever que el verano será más seco y cálido que la media de los últimos 30 años.

En todo caso, ha resaltado que la precisión "hay que cogerla con mucho cuidado" ya que "cualquier escenario es posible". "La ciencia no está evolucionada para hacer previsiones con fiabilidad", ha recordado.

Consulta aquí más noticias de Toledo.