En la rueda de prensa tras la sesión de Gobierno, Ollo ha señalado que en el Ejecutivo aún están "con la alegría compartida por gran parte de la ciudadanía por el ascenso de Osasuna" y ha indicado que "el ascenso tiene efectos oficiales a fecha 1 de julio, y en ese momento puede comenzar a tener consecuencias de devolución de la deuda a Hacienda".

La portavoz ha indicado que "el propósito del club es condonar la deuda lo más rápidamente posible y avanzar en esta propuesta de EH Bildu de posible recuperación de los terrenos de El Sadar y de los terrenos que en este momento pertenecen al Gobierno, después de la ley foral".

Ha expuesto Ollo que "tenemos las declaraciones" del club en ese sentido pero "hasta el 1 de julio no se puede poner en marcha". "Yo distinguiría la deuda reconocida, que son 9,7 millones de euros, que es lo que los directivos de Osasuna dicen que quieren pagar cuanto antes", ha señalado, para recordar que "se acaba la moratoria inicial de tres años para el pago de la deuda".

La portavoz ha indicado que, tras el ascenso, "el Gobierno tendría cobros por derechos audiovisuales, un 25 por ciento de esos cobros, pero son mensuales". Y en cuanto al arrendamiento de las instalaciones al club, ha continuado, "pasaría de 75.000 a 150.000 euros".

Consulta aquí más noticias de Navarra.