Cataluña y la Comunidad Valenciana figuran como las comunidades autónomas con mayor número de demandas de disolución por cada mil habitantes: 0,74.

Le siguen Canarias (0,69); Asturias, Illes Balears y Murcia (las tres con 0,68) y Andalucía (0,66); todas ellas por encima de la media nacional, que es de 0,65.

En el otro extremo aparecen las Comunidades de Castilla y León (0,49), Cantabria (0,54), La Rioja (0,56) y Navarra (0,57).

DATOS NACIONALES

En España, las demandas de disolución matrimonial cayeron un 13,2% en el primer trimestre del año. Las 28.728 demandas de divorcio registradas suponen un descenso del 13% respecto de las 33.015 que se presentaron en el primer trimestre de 2015.

Del total de demandas de divorcio, 17.035 fueron de mutuo acuerdo, lo que representa una disminución interanual del 13,1%, y 11.693 fueron contenciosas, un 12,9 % menos.

Las demandas de separación cayeron un 17,8% en el primer trimestre. De ellas, 1.017 fueron consensuadas, con una disminución del 19,7%, y 478 contenciosas, un 13,4% menos.

El número de demandas de nulidad registradas en los tres primeros meses del año fue de 35, frente a las 56 que se presentaron en el mismo periodo de 2015.

Consulta aquí más noticias de Murcia.