En declaraciones a los medios albaceteños, a las puertas de sede judicial y antes de ratificar el acuerdo de conciliación y retirar la demanda colectiva contra la empresa, el presidente del comité de empresa de Elcogas, José Antonio Alcaide, ha pedido que "no se desmantele la central ni se vendan los equipos sin tener cerradas todas las alternativas".

Alcaide ha subrayado, sobre el acuerdo que este miércoles quedará firmado por las federaciones de CCOO y UGT y los representantes de la empresa, que "lo más importante" es el "compromiso" para valorar las vacantes externas en las empresas eléctricas españolas.

Durante los 18 meses que esté vigente la comisión de seguimiento del ERE, ha comentado, los perfiles de los trabajadores de Elcogas "tendrán prioridad" para ser valorados en las vacantes y puedan tener la opción de poder ser recolocados en estas empresas "siempre que pasen el proceso de selección" de cada una.

Aparte de ello, el acuerdo contempla el reconocimiento de la indemnización como despido improcedente, además de un complemento que se distribuye según ingresos, lo que hace que ésta sea "una salida más digna, más justa".

Aún así, ha dejado claro Alcaide, el comité de empresa y los sindicatos "vamos a seguir defendiendo que Elcogas no se desmantele" y se dé opción a que las empresas interesadas y grupos inversores "puedan apostar por un futuro y viabilidad" de esta central, que supondría "aumentar incluso el número de trabajadores".

Para ello, ha pedido el respaldo de las Administraciones, ya que los políticos, "salvo el PP, nos han dicho que nos apoyan". A ver si después del 26 de junio, "con un Gobierno más progresista" se puede lograr sacar adelante un "proyecto de futuro".

José Antonio Alcaide ha defendido que una central de más de 1.000 millones de euros "no se pueden cerrar y achatarrar teniendo posibilidades" y es lo que este martes "le transmitimos" al presidente regional, Emiliano García-Page.

De momento, de los 143 trabajadores afectados, han salido ya de la central 121, de los que siete están trabajando en Endesa y otros siete en Iberdrola. El resto "está en fase de preparación para el desmantelamiento", que no se iniciará "hasta el mes de octubre, con lo que tenemos margen de tiempo 'in extremis' para que no se desmantele", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Albacete.